Cómo controlar las emociones

¿Cómo controlar las emociones? La clave para controlar nuestras emociones está en aceptarlas y reconocer cuáles son las adecuadas según la situación que vivamos. Desde Bioreprogramación queremos que comprendas que regular nuestras emociones es muy diferente a reprimirlas. 

Atravesar por situaciones que nos prueban a nivel emocional es algo totalmente normal. El reto no está en lograr que todo aquello desaparezca, sino en saberlo gestionar con el fin de que esto no nos domine. 

Si vemos estadísticas generales, a partir de lo que indica TalentSmart a nivel laboral y entre otras 33 habilidades esenciales, el control de las emociones es un factor fundamental para el desempeño de los empleados, entendiendo que el 58% del éxito laboral de cualquier persona está vinculado a esto. 

La Bioreprogramación juega un papel fundamental en todo este proceso, ya que el aceptar y dejar fluir las emociones para así encontrar su raíz más primaria; contribuye directamente en el equilibrio interno y externo. 

Cuando tenemos problemas para controlar nuestras emociones, es habitual que tendamos a reprimirlas, esto puede conducir a problemas físicos y emocionales, por esto y para que tengamos un panorama puntual veremos:

  • La Autorregulación
  • ¿Qué aportes brinda el control emocional?
  • Desencadenantes emocionales
  • Obtener ayuda profesional
  • Hábitos para controlar las emociones 

La Autorregulación 

Hablar de controlar las emociones es ser conscientes de que tenemos la capacidad de desarrollar con el tiempo un equilibrio entre aquellas emociones que tenemos diariamente en diferentes escenarios. 

La no autorregulación puede conducir a una variedad de problemas desde que somos niños y posteriormente cuando somos adultos, incluso nos puede llevar a  diagnósticos de salud mental como la depresión.

Al desarrollar esta habilidad desde la primera infancia, respondemos apropiadamente a diferentes situaciones y demandas, de esta forma es menos probable que reaccionemos con fuerza en momentos estresantes. 

Los estudios han demostrado que una de las etapas más determinantes para establecer mentalmente el control emocional, es entre los tres y los siete años de edad; de ahí la relevancia del guion mental que nos establecen desde la crianza. 

¿Qué aportes brinda el control emocional?

El desarrollo de la independencia, al igual que analizar de forma detallada las situaciones sean complejas o no, son tan solo unas de las  consecuencias positivas de enseñar a los infantes a controlar y regular sus emociones. 

Para que esto se de, la observación y las relaciones cálidas y de afecto toman una relevancia mayor en este proceso, entendiendo además que los entornos cercanos son los más influyentes, no solo desde la realidad actual, sino incluso con factores heredados.

Es tan relevante esa información que brindamos a los niños, incluso desde su concepción o nacimiento que, a partir de allí determinamos el 95% de sus acciones, reacciones o patrones futuros.

Es  por eso que como padres, cuidadores o familiares podemos brindarles consuelo físico y emocional al modelarles  técnicas de auto-calma.

Desencadenantes emocionales

Identificar los desencadenantes emocionales es un primer paso crucial para controlar nuestras emociones, esto nos permitirá ser conscientes de ese punto de partida y de paso lograremos regular la frecuencia con la que estas salen a la luz. 

Cada uno de nosotros tiene su propio conjunto único de desencadenantes emocionales, estos varían desde temas actuales incómodos o recuerdos no deseados,  hasta las acciones y palabras de otras personas. 

Para lograr el objetivo de reconocerlos “es tan simple” como hacer un seguimiento de nuestros comportamientos y prestar atención a las situaciones que provocan una fuerte reacción, al notar que estamos sintiendo una reacción intensa lo ideal sería tomar una pausa y considerar lo que sucedió.

Si bien este proceso puede parecer difícil al principio, es fundamental comprender que somos capaces de aprender a controlar nuestras emociones. Todo tipo de intervención temprana, sea a nivel individual o apoyado en terapias, representan una mejoría en nuestro bienestar general. 

Obtener ayuda profesional

Lograr dar el paso para ser apoyado es tan importante como ser conscientes de todo lo que nos sucede, por lo que buscar ayuda profesional para controlar nuestras emociones puede ayudarnos a responder de una manera más racional y saludable.

¿Qué tipo de ayuda buscar?

A la hora de solicitar ayuda para este tipo de temas somos propensos a sentirnos expuestos, por lo que muchas veces se dificulta el tomar acción.

Una de las claves como lo mencionamos hace un momento es ir a la raíz de las dificultades, allí el panorama puede ser mucho más claro y cada uno sabrá qué tipo de terapia será más benéfica.

En nuestro caso, al hablar de Bioreprogramación enfatizamos en que esta es psicoterapia que reúne diversas técnicas y herramientas terapéuticas, cuyo objetivo es ayudar a encontrar el origen de las enfermedades y conflictos que nos impiden o dificultan conseguir nuestros objetivos personales y profesionales.

Otro de los caminos que brindamos para que nuestra vida logre transformarse y así encaminarla al lugar que deseamos, es el curso de guion mental, una herramienta que nos permite escribir de forma consciente todo aquello que albergamos de manera inconsciente en nuestra mente y que determina las emociones, reacciones y patrones que tenemos incluso desde antes de nacer. 

A partir de lo anterior cada uno puede inclinarse por el tipo de terapia con el que más resuene y sienta que le permitirá avanzar en su proceso personal, con el objetivo en firme de lograr que esas emociones no se salgan de control y afecten nuestra realidad. 

Practicar hábitos para controlar las emociones

Cuando tengamos dificultades para controlar nuestras emociones, tratemos de identificar qué está causando estas reacciones. Puede ser una situación que nos esté molestando, un pensamiento para el que no tienes las palabras o quizá es algo que solo está en nuestra mente.

Reconocer lo anterior es una excelente forma de ir tomando consciencia del tipo de emociones que tenemos y mucho mejor en qué escenarios se detonan. Esto nos permitirá por ejemplo, comunicarnos de forma más clara y directa con los demás, además de lidiar con cualquier situación que se presente con menos frustración e ira.

Existen diferentes técnicas o  métodos que funcionan de forma efectiva y que de una forma u otra transforman un camino muchas veces tortuoso en una oportunidad real de crecer, evolucionar y realmente tener la vida que cada uno desea.

Precisamente para que sea más fácil para cada uno, hemos realizado una guía descargable con 10 técnicas que funcionan para controlar tus emociones. Te invitamos a descargarla y a ponerla en práctica. 

Conclusión

Por supuesto que todos podemos aprender a controlar nuestras emociones, especialmente si aceptamos cada una de ellas y no las reprimimos.

Al mismo tiempo que encontramos técnicas para redirigirlas; de esta manera tendremos más oportunidades de manejarlas y no que ellas nos manejen a nosotros. 

Somos seres emocionales pero tenemos la capacidad de estructurar nuestra mente para que todo aquello que se activa de forma inconsciente esté más encaminado a lo que cada uno pretende que a lo que nos dieron cuando éramos niños. 

Recordemos que buscar ayuda siempre será válido y aquí estamos para brindarles no solo acompañamiento, sino para escucharte y recordarte lo importante que eres como persona.

Así que si tienes alguna inquietud o requieres ampliar la información de todo lo vinculado a las emociones escríbenos, para nosotros en Bioreprogramación será un gusto abrirte nuestras puertas y crecer juntos.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

× Whatsapp