Cómo eliminar la ansiedad para siempre

A nivel mundial los diferentes trastornos mentales siguen en aumento. Uno de ellos es la ansiedad que cada día afecta a más personas; siendo un número muy importante de niños y adolescentes quienes la padecen. En este artículo explicaremos cómo eliminar la ansiedad.

La Bioreprogramación como psicoterapia nos permite encontrar el origen de las  enfermedades y conflictos que nos impiden o dificultan conseguir nuestros objetivos personales y profesionales.

Uno de esos conflictos puede ser la ansiedad, que según datos entregados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) desde el primer año de la pandemia los trastornos mentales como la ansiedad y la depresión aumentaron entre un 26% y un 28%. 

Es por esto que considero necesario que hagamos un foco importante en todo lo relacionado a este trastorno y cómo por medio de la Bioreporgramación lo podemos eliminar de nuestra vida. 

Para lograr aclarar varios puntos veremos:

  • ¿Qué es ansiedad?
  • Síntomas 
  • Tipos de ansiedad
  • Bioreprograma tu ansiedad
  • Otro tipo de ayudas

Empecemos…

¿Qué es la ansiedad?

Este tipo de trastorno se caracteriza por un temor y preocupación excesiva, además de presentar conexión con algunos trastornos de comportamiento. Los síntomas asociados pueden ser lo suficientemente graves como para llevar a la persona a una angustia o una discapacidad funcional importantes. 

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) resalta que, si bien la ansiedad nos permite estar en modo alerta, brindando un componente adecuado de precaución, muchas veces este se puede ver sobrepasado y de esta forma no funcionar de la manera correcta. 

Cuando llegamos a este punto nuestro cuerpo comienza a comportarse de una forma particular sin importarle si estamos o  no ante un verdadero peligro, su único deseo es recuperar el equilibrio y “solucionar” el conflicto al cual nos estamos enfrentando. 

Síntomas de la ansiedad

Por supuesto que cada uno experimenta comportamientos y reacciones físicas diferentes, pero a nivel general podemos decir que muchas veces nos podremos sentir totalmente paralizados e indefensos, generando de esta manera un daño a nivel psicosocial y fisiológico.

¿Cómo se ve reflejado en nuestro cuerpo?

Las manifestaciones de la ansiedad se dan tanto a nivel emocional como físico por lo que se hace muy importante identificar si algunas de estas son recurrentes para de esta manera conectar con su origen y así buscar una solución.

A nivel mental: la preocupación constante, irritabilidad, dificultad para concentrarnos, acompañada de pensamientos en bucle e incluso dificultad para dormir son síntomas muy comunes, además tener la sensación de inminente peligro que incluso puede llevar a un ataque de pánico; de esto hablaremos más adelante. 

A nivel físico: el aumento del ritmo cardíaco, la sensación constante de falta de aire, la tensión muscular, acompañada de mareos, desmayos y temblores son las características físicas más comunes que experimentamos ante los escenarios de ansiedad.

Es necesario que si detectamos que este tipo de situaciones son frecuentes lo conversemos con personas de nuestra confianza por si en algún momento requerimos ayuda.

Tipos de ansiedad

Existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad, algunos de ellos son más esporádicos que otros; generando episodios fuertes que exigen tratamientos mucho más fuertes.

Trastorno de ansiedad generalizada: con este se experimenta una tensión crónica que parece que no tuviera una causa real. Esto produce un estado de nerviosismo recurrente.

Trastorno de pánico: está asociado a crisis de angustia frecuentes que surgen de forma inesperada. Este tipo de ansiedad aguda o extrema lleva a eventos repentinos sin una causa directa llegando al punto de que quienes lo padecen se angustian incluso por el siguiente ataque, esto se llama ansiedad anticipatoria.

Trastorno fóbico: su principal característica es el temor extremo y recurrente por algo que cuenta con aspectos particulares, por ejemplo, un objeto, una actividad, un lugar, un animal.

Como ya lo mencionamos hay diferentes tipos de ansiedad, quisimos tocar estas 3 para que tengamos una idea de todo lo que nos puede impactar en nuestro día tanto a nivel personal como a las personas que están en nuestros entornos cercanos. 

Bioreprogramación y la ansiedad

La clave principal para dar comienzo a todo lo relacionado con la Bioreprogramación es identificar el punto de partida de aquello que nos sucede.

Esto se da especialmente porque el 95% de nuestros comportamientos en el día a día se ejecutan de forma inconsciente y lo que buscamos es que cada vez seamos más conscientes y realmente gobernemos nuestra realidad. 

Al referirnos de forma particular a la ansiedad debemos tener claro qué tipo de ansiedad es, qué la detona y cuáles son los síntomas recurrentes, emocionales o fisiológicos. 

Esto nos permite modificar el punto de origen del trastorno, dando así un nuevo significado a todo aquello que nos ha sucedido y que deriva en las reacciones físicas y emocionales.

Para lograr que esto sea una realidad en cada uno, hay una herramienta llamada Guion Mental que transforma aquellas situaciones que se repiten constantemente en nuestra vida y que aún no logramos dejar atrás de una forma u otra. 

Al vincularlo con la ansiedad entendemos que hay circunstancias puntuales en nuestra realidad que se derivan incluso de experiencias previas a nuestro nacimiento, durante la crianza o primeros años de vida.

Es por esto que muchas veces no comprendemos cuál es el origen real de aquello que experimentamos, quizá porque no lo recordamos. 

Otro tipo de ayudas

Si bien lo más importante será transformar el mayor porcentaje de esta situación para que nuestra vida no se vea afectada, tenemos algunas acciones que nos pueden ayudar a encontrar escenarios de mayor calma y prevenir los ataques de ansiedad de alguna forma.

Alejarnos de circunstancias estresantes: si tenemos claro cuál es el evento que detona todo, lo más prudente será evitarlo o alejarnos de él si es que así lo podemos hacer.

Respirar: por básico que parezca el conectar con nuestra respiración nos permite volver a la calma, incluso tomar mejores decisiones.

Por supuesto que en los momentos de tensión es cuando más nos aporta, pero también es cuando menos lo recordamos, por lo que es importante que lo practiquemos y lo hagamos de forma consciente. 

Actividad física: mantener activo nuestro cuerpo nos alejará de las circunstancias estresantes, mantendrá nuestra mente despejada y nos permitirá enfocarnos en cosas que realmente disfrutamos. 

Vaciar la mente: hay muchos métodos para depurar los miles de pensamientos que tenemos durante el día. Al encontrar el que más resuene con nosotros, sea escribir, grabar un audio o pintar, sólo por nombrar algunos ejemplos, lo ideal será usarlo.  

Para concluir 

Tener episodios de ansiedad independiente del tipo que sea no lo debemos ver como algo extraño, sino por el contrario, entenderlo como algo que es cada vez más común dentro de la sociedad. 

Nosotros o nuestro entorno cercano somos propensos a experimentar este tipo de circunstancias y es allí donde los elementos entregados nos ayudan a dejar esto atrás. 

Por supuesto que el apoyo médico deberá usarse si es necesario, pero no olvidemos que somos nosotros quienes tenemos un alto porcentaje de la capacidad de transformar todo aquello que nos sucede. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

× Whatsapp