Cómo mejorar la autoestima: 12 claves para lograrlo

¿Buscando cómo mejorar la autoestima? Aprende cómo hacerlo paso a paso.

Mejorar nuestra autoestima es un paso vital cuando de salud mental y personal se trata, este tema puede detonar todo lo positivo o lo no tan positivo en nuestra realidad, precisamente por eso desde BioReprogramación queremos mostrarte cómo ir cada día mejor en este punto. 

Hemos escuchado infinidad de veces “si no te amas a ti como quieres amar a los demás”. Por simple y común que parezca esta frase, en ella se encierra una realidad determinante para la vida de cada uno de nosotros. 

Lo que representa la autoestima en nuestra existencia termina siendo fundamental para alcanzar aquello que queremos, relacionarnos de buena manera con los demás y saber afrontar situaciones difíciles. 

Por supuesto que hay muchas cosas que ayuda a  concluir  que esta se encuentre bien o no tan bien en nosotros, por ende conocer cómo lograr que esta suba, se bloquee o se reduzca, es una de nuestras principales misiones, porque cuando nos conocemos entendemos la raíz y el por qué de muchas cosas. 

Para que podamos profundizar en este tema y conozcamos claves que permiten mejorar y potenciar nuestra autoestima  vamos a ver:

  • ¿Qué es autoestima?
  • Autoestima positiva.
  • Autoestima negativa.
  • 12 Claves para mejorar la autoestima.

¿Qué es Autoestima?

Para identificar las distintas realidades que nos presenta la autoestima, lo primero que debemos hacer es entender qué es y cómo impacta lo que somos. 

Podemos decir que la Autoestima es un estado cambiante de nuestro ser, por medio de ella tenemos una percepción subjetiva de lo que somos mental y físicamente. Esta se forma de manera consciente e inconsciente, esto último en un alto porcentaje desde nuestra primera infancia, nuestro nacimiento o incluso nuestra concepción. 

Cuando logramos tener una autoestima alta o elevada significa que hemos aprendido a valorarnos  de forma realista, aceptándonos y respetándonos de manera integral. 

Partiendo de esta base comprendemos el por qué muchas veces la carencia de autoestima nos lleva a vivir escenarios complejos en nuestra vida, solo por mencionar algunos ejemplos, tenemos la dependencia emocional y la ansiedad.

Autoestima positiva

Hablar de autoestima positiva es mencionar una relación directa entre calidad de vida, beneficios en nuestra salud, plenitud en nuestros procesos de desarrollo, capacidad de enfrentarnos a situaciones retadoras, virtud de afrontar compromisos y en ser más autónomos. 

Tal como hemos visto en escenarios en los que debemos sortear algún bloqueo o conflicto en nuestra vida, al tener un punto positivo ocurre lo mismo. Somos el producto de experiencias desde antes de nacer, en nuestro nacimiento y por supuesto en nuestra crianza que, en este caso, nos llevaron a sentirnos seguros  de quiénes somos y cómo actuamos. 

Por supuesto que esta programación la podemos reforzar identificando la raíz de aquello que nos hace bien para replicarlo en distintos aspectos de nuestra realidad, esto con el fin de que cada vez sean más los puntos que se caractericen por el predominio de autoestima positiva. 

Autoestima negativa

En el punto totalmente opuesto aparece la autoestima negativa, que viéndolo desde la realidad nos muestra la baja capacidad que tenemos de valorar aquello que somos, sentirnos seguros al actuar en distintos momentos de nuestra vida, la capacidad de fijarnos metas y diferentes dificultades a la hora  de entablar relaciones con los demás. 

Al centrarnos en estos aspectos entendemos que al vivir esta realidad tenemos repercusiones en nuestra salud mental y física. 

Por ejemplo, algunos de nosotros quizá tengamos recuerdos de mensajes recibidos en nuestra infancia como: “No sirves para nada”, “No vales”, “No vas a llegar a ninguna parte”, todo esto nos invalida, nos lleva a sentir que perdemos valor  y puede conducirnos a  experimentar enfermedades psicosomáticas

¿Cómo transformar todo esto?

Sentirnos inútiles, faltos de valor o invadidos por el miedo para actuar ante cualquier escenario se termina convirtiendo en algo habitual, pero claramente tenemos la capacidad de darle la vuelta a esta situación. 

Apoyados en la BioReprogramación podemos ver cómo por medio de herramientas como el curso de Guion Mental tenemos la oportunidad no solo de autoconocernos, sino de resignificar todo aquello que somos, liberándonos  de la frustración y la repetición de patrones que nos han acompañado hasta hoy y no nos permiten expresar nuestras potencialidades.

Esto evidentemente no sucede de un día para el otro, pero con el apoyo y guía de profesionales idóneos logramos ver luces y resultados palpables que nos muestran otra cara de la realidad. 

12 Claves para mejorar la autoestima

Si bien tenemos la oportunidad de ir a la raíz  de todo aquello que nos sucede, otro camino que podemos recorrer es ir transformando nuestras situaciones  de a poco, mejorando nuestra calidad de vida y por ende reduciendo de alguna forma la autoestima negativa y aumentando la positiva. Veamos: 

Mejoremos nuestra comunicación interna: nuestra voz interna es el resultado de lo que pensamos de nosotros, aun de forma inconsciente, si transformamos la manera de hablarnos a nosotros mismos, por simple o básico que parezca se puede transformarlo todo. 

Estamos acostumbrados a decirnos muchas cosas negativas o recriminarnos aquello que no hacemos bien, pero poco es lo que nos reconocemos al lograr objetivos, tanto así que nos quitamos méritos. Cambiemos esto y habremos dado un paso vital. 

Encontremos factores que nos motiven: existen muchas formas de automotivarnos y lograr esa conexión que nos hace sentir plenos, por supuesto, cada uno tiene esos aspectos que nos hacen ver la vida con otros ojos. 

Para que esto sea realmente efectivo podemos escribir aquello que sentimos cuando hacemos una actividad puntual y que disfrutemos, así al volver sobre esos textos recordaremos todo lo que nos produce. 

Otra forma puede ser conectar con aquello que saca lo mejor de nosotros, quizá un deporte, conectarnos con la naturaleza, salir con nuestros amigos. Este tipo de escenarios nos llevan a sentirnos bien y por ende somos más propensos a que nuestra comunicación interna mejore. 

Apreciémonos: una pequeña pausa en nuestro estilo de vida frenético puede hacer una gran diferencia. Paremos todo y al respirar profundo reconozcamos en nosotros mismos 3 aspectos que podemos apreciar de nosotros en el día.

Quizá supimos manejar muy bien una situación caótica, a lo mejor nos expresamos muy bien en nuestro trabajo o fuimos capaces de brindar una buena ayuda a quien lo necesitaba. 

El valorar aquello que hacemos aumenta nuestra autoestima. 

Cuidemos nuestra apariencia: cuidar nuestra salud mental también está ligado a mantenernos bien físicamente. Sentirnos bien con nuestro cuerpo está acompañado de comer bien, descansar bien y hacer actividad física. 

Y no se trata de estar bien para alguien más, sino para nosotros, para así lograr apreciarnos y valorar todo eso que tenemos. 

Escribir sobre nosotros: los diarios tienen eso magnífico y atrapante que al ser vistos nuevamente nos lleva a recordar y a valorar eso que allí se describe. Tomemos como hábito escribir antes de dormir algo que nos maravilla  de nosotros mismos, al cabo de un tiempo lo revisaremos y veremos lo increíbles y capaces  que somos.

Celebremos nuestras victorias: en ocasiones creemos que son los demás los que deben reconocernos aquello que hacemos bien, incluso para muchos es mejor estar valorando lo que hacen los demás. 

Si comenzamos a reconocer nuestros triunfos y nos premiamos por todo eso que hacemos de una forma excepcional, nuestra autoestima aumentará sin depender de que otros lo hagan. 

Manejemos el perfeccionismo: todos queremos hacer las cosas de manera excelente, pero muchas veces la obsesión porque todo esté de determinada forma nos lleva a sentirnos ansiosos o hasta dudar de lo que somos capaces de hacer, solo por evitar un resultado poco agradable.

Si logramos comprender que todo tiene un margen de error estaremos más tranquilos y ejecutaremos las cosas con nuestra sabiduría, además reduciremos los índices del estrés y autoestima negativa. 

Las metas u objetivos realistas es igual a tener los  pies en la tierra: por supuesto que tenemos la capacidad de crear la vida que tanto deseamos, pero ser conscientes de nuestra realidad presente nos ayuda a ponernos objetivos no solo alcanzables que aumentarán nuestra autoconfianza y autoestima, sino que evitarán que nos frustremos de forma fácil.

El deseo es que cada uno sepa hasta dónde puede subir la vara y así planificar a corto , mediano y largo plazo. 

Los errores pueden ser aliados: se nos enseñó que equivocarnos era algo extremadamente malo, quizá por eso le tenemos tanto miedo a que algo de lo que hacemos no salga como lo esperamos y esto sin duda acarrea muchísimas dificultades a nivel personal. 

Si logramos ver con otros ojos y desde otra perspectiva el error, más como una oportunidad de encontrar algo valioso que en señalarnos y maltratarnos, nuestra vida dará un giro tremendo en muy poco tiempo. 

La comparación es una trampa: desde antes de nacer nos están comparando, por esa razón para muchos es habitual y hasta  normal hacerlo, claro en algunas ocasiones pasa de forma inconsciente.

El compararnos nos invalida y nos lleva a pensar que todo lo que hacen los demás es lo que tiene relevancia, por lo tanto, nunca estaremos al nivel de lo que otro haga, porque solo buscamos una excusa para concluir que no somos lo suficientemente buenos.

Evitemos caer en la trampa de la comparación, reconozcamos lo que somos sin necesidad de estar por encima o por debajo de los demás. 

Revisa tu círculo de personas: se dice que de alguna manera somos el resultado de las personas con las que más interactuamos, por eso si en nuestro círculo más cercano predominan personas negativas, con baja autoestima y con temor de ser ellos mismos, muy posiblemente nosotros tengamos alguna actitud semejante.

No se trata de alejarnos por completo, pero sí es importante que seamos conscientes de esas actitudes para que no nos permeen y terminen por definirnos.

La gratitud es el camino: para finalizar hay un aspecto que por extraño que parezca lo puede transformar absolutamente todo. 

Ese aspecto es la gratitud, porque es en la medida que agradecemos quienes y cómo somos valoramos todo aquello que llega a nuestra vida, entendiendo que todo hace parte de nuestro proceso y de forma biológica todo llega para elevar nuestro nivel de consciencia. 

Conclusiones

Estamos en el camino de crear nuestra realidad de manera integral y esto tiene diferentes puntos que son necesarios. Uno de ellos es sin duda la autoestima y en la justa medida que ésta crezca y sea cada vez más positiva; nuestra realidad también lo será. 

Más  que seguir algunas claves o recomendaciones buscamos ser conscientes de quiénes somos, por qué actuamos de la forma en la que lo hacemos, cuándo y de qué manera nos afecta o nos benefician emocionalmente situaciones particulares y como clave, de qué manera logramos una mejor salud mental y física. 

La invitación entonces es mirar qué de todo lo que contamos aplica para cada uno y así transformar nuestra realidad de a poco. 

Todas las dudas que puedan surgir con respecto a este u otros temas estaremos siempre atentos a responderlas. Además los invitamos a leer los diferentes artículos de nuestro blog que están relacionados con la BioReprogramación, el tratamiento de enfermedades por medio de psicoterapias y situaciones que vivimos día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

× Whatsapp