El funcionamiento del ser humano y el cuerpo como herramienta de curación

La información a continuación, es tomada del libro “El cuerpo como herramienta de curación”. Christian Flèche. Ediciones obelisco junio 2005:

“El hombre es una unidad indisociable. Si es capaz de entender que no hay ni una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro, si es capaz de entender que no hay ninguna parte del cerebro que sea autónoma, que escape al control del pensamiento consciente, o inconsciente, entonces está preparado para entender que no hay enfermedad que no sea psicosomática, porque no hay ninguna célula del cuerpo humano que escape al psiquismo”.

“El ser vivo es uno, y esa unidad se compone de cuatro realidades inseparables: Orgánica, cerebral, Psíquica y energética”.

“Un shock siempre va acompañado de un sentimiento personal que repercute los cuatro niveles de la biología, y entramos en una primera fase de tensión. Del mismo modo, cuando encontramos una solución, estos cuatro niveles se curan simultáneamente”.


La Descodificación Biológica

La Bioreprogramación integra los aportes del Dr. Rike Geer Hamer con  “La nueva medicina germánica”, la  Descodificación biológica, la Teoría de Guión Mental Personal y la Psicología Analítica.

Tanto el Dr. Hamer como otros teóricos, han demostrado que las “enfermedades” tienen una causa u origen y que son programas biológicos, cargados de un sentido biológico de sobrevivencia para adaptarse a una situación inmanejable, fuente de estrés.

Los siguientes aportes, son tomados del libro “El cuerpo como herramienta de curación”. Christian Flèche. Ediciones obelisco junio 2005:

“El ser vivo tiene un cuerpo para expresar los programas de supervivencia y de adaptación a las novedades imprevistas del día a día. Este cuerpo posee en si todos los recursos para hallar el origen de la enfermedad, tratar la causa y el mantenimiento,  y, prevenirla.

Enfermar es posible gracias a ciertos principios biológicos. El síntoma es la reacción de adaptación a un acontecimiento no finalizado que se fija en el tiempo. Podrá reproducirse lejos del trauma de partida por simple estimulación interna (pensamiento) o externa (ancla). El trauma va seguido de una amnesia post- traumática.

El síntoma se mantiene a lo largo del tiempo gracias a la creencia limitante causante o consecuencia del choque.

La Descodificación Biológica no es una promesa de sanación, no es una verdad, ni una certidumbre. Es un campo de hipótesis que solo el paciente podrá confirmar.

La Descodificación Biológica no es ni un enfoque biológico total de lo viviente ni una reducción a los aspectos transgeneracionales de algunos problemas, como tampoco una disciplina como anexo de la nueva medicina defendida por el Dr. Hamer.

El terapeuta en Descodificación Biológica no se sustituye en nada al médico en todas sus funciones. Todos los consultantes y estudiantes, son animados a seguir el tratamiento y los consejos de los médicos en todos sus atributos.

El método no es una alternativa a la medicina y puede, a veces, tomarse como un acercamiento complementario a la medicina alopática. La Descodificación Biológica integra tanta elementos teóricos y prácticos, en la corriente de la terapias breves con orientación a la solución, como el enfoque de Milton Erickson, el de Marc Frechet y Philippe Levy.

En otras palabras, el problema no es la enfermedad sino aquello que la ha creado: ese acontecimiento tan chocante que hemos reprimido.

“La enfermedad del cuerpo es la traducción, por el cerebro, de un programa biológico de supervivencia vivido por la psique.”

“No es yendo hacia nuestra luz que seremos luminosos sino aceptando de sumergirnos en nuestra oscuridad”. Carl Gustav Jung

En el 2006, encontré la DESCODIFICACIÓN BIOLÓGICA desarrollada por Christian Flèche basado en la Nueva medicina germánica;  me formé con su escuela en Barcelona, integrándola posteriormente  con la teoría del guión mental personal, la biología total de los seres vivos, la psicología analítica,   llegando así a  la BioReprogramación.


La Mente Consciente: Es diferenciadora

Para la mente consciente, A diferente de B, B diferente de C, C diferente de D… Algunas veces está apagada (cuando dormimos, cuando una persona está drogada o bajo efectos de anestesia, o borracha o conectado a una máquina de respiración asistida) En ella están nuestros deseos, sueños, fantasías, las mismas que muchas veces no podemos alcanzar por lo que tenemos grabado en nuestro inconsciente.


El Inconsciente: Regula y coordina las funcionas biológicas

Es automático, reactivo. Es lo que hace que seamos “autómatas” de las grabaciones de la etapa infantil e incluso, de las memorias celulares y ancestrales.

Es una reserva de conocimientos y de recursos. Estos conocimientos nos  pudieron servir en un momento dado  en nuestra infancia y quedan automatizados en nuestro inconsciente (en forma de creencias), como solución de supervivencia. Más tarde,  de adultos vamos a actuar automáticamente desde lo que tenemos grabado y aunque ya “no sirva” lo seguimos usando, pues no sabemos que ya no funciona porque seguimos dando la  respuesta que “allá y entonces” consideramos correcta.

Es sabio y protector. Es como “Dios” en nosotros. Siempre está para ayudarnos, incluso cuando se hace una enfermedad, ya que ésta tiene un sentido biológico.

Gestiona simultáneamente la información percibida desde o del exterior; gestiona la memoria y la creatividad.

Es a la vez, sencillo como un juego de niños, es literal y orientado hacia el disfrute.

No hace diferencias; para el inconsciente A = B = C = D. Ejemplo: un niño ve que su padre pega a su madre todo el tiempo. El niño interpreta: “ser esposo, es igual a pegarle a la esposa” Mas tarde, cuando se case, automáticamente hará lo mismo que su padre aunque conscientemente no quiera, pues está automatizado en él.

El inconsciente es complejo y siempre respetuoso y protector de la integridad del ser. Aunque a veces, eso  implique hacer una enfermedad, pues ésta es una reacción biológica.

Siempre está presente. Incluso cuando la persona está conectada a un ventilador o máquina de respiración asistida, el inconsciente está ahí para protegerle; está dando soluciones de supervivencia. También si la persona duerme, está borracha o drogada.

No entiende la negación. Si dices a un niño: “no metas la mano en la vela”, el niño automáticamente meterá la mano, pues no comprende el No como negación. Primero tiene que hacerlo para luego no hacerlo.

Su lenguaje es arcaico y simbólico.

Es sensible a las emociones, al espacio y a las formas.

Se sitúa en una lógica de supervivencia.

La mente inconsciente existe antes de la mente consciente o racional que va madurando paulatinamente.

Hasta aproximadamente los seis o siete años estamos grabando todo lo que percibimos por nuestros sentidos  junto con las emociones y los movimientos, como si estuviéramos bajo hipnosis, de manera automática y es por ello que queda automatizado y más adelante, vamos a responder de la manera que percibimos como correcta, aunque ya no lo sea así. Es por automatismo.


El Cuerpo: Muy importante en la biología

Está hecho de miles de millones de células. En un solo gramo de materia humana, hay más o menos mil millones de células. En un ser humano de 70 Kg (de 70.000 gr), hay pues, unos 70 billones de células.

Las células del corazón impulsan la sangre, las células de las piernas hacen el desplazamiento, las células de los pulmones respiran, etc….  Cada célula saca provecho de su trabajo y del trabajo de las demás.
En efecto, el cuerpo es un recipiente de unos 70 billones de elementos (las células) que funcionan todas como un inmenso sistema comunitario, organizadas en diferentes sistemas que son los órganos de los tejidos, el esqueleto… Cada órgano tiene un papel preciso y especifico, cuyo cerebro es el jefe de orquesta.

Cada célula hace su trabajo, contribuye a la supervivencia de todo el organismo. El hecho de que todos trabajen en equipo donde cada órgano conoce su función y cumple con ella, garantiza que el objetivo se logre.

CEREBRO, PENSAMIENTO Y CUERPO funcionan en sincronía perfecta. El pensamiento evalúa, el cerebro da la orden y el cuerpo (los órganos) ejecutan esa orden. Todo para la supervivencia.


El Cerebro: El órgano más importante

La mejor forma de presentarlo es: un “súper ordenador, conectado a un lector de disquetes, conectado a una impresora y a otras “pequeñas cosas más…” Sobre todo, es un ordenador central extraordinario, de tipo cibernético. Actualmente  los ordenadores más potentes sobre el planeta, son los de la NASA. Son ordenadores de 4a y 5a generación. Teniendo en cuenta la potencia de cálculo del cerebro, éste puede ser comparado con un ordenador de la 15a generación. Así pues:

El cerebro hace operaciones complejas, múltiples, “espacio-temporales”, en cada instante, del pasado sobre el pasado, del pasado sobre el futuro, del presente sobre el pasado, del presente sobre el presente, del presente sobre el futuro, del futuro sobre el pasado, del futuro sobre el presente, del futuro sobre el futuro, además de todas las funciones automáticas de la fisiología. Cada segundo, el cerebro efectúa miles y miles y miles de millones de operaciones. Recibe informaciones de todo el universo, integra esas informaciones, las analiza y, en un instante, nos dice el programa biológico de supervivencia mejor adaptado para sobrevivir a ese instante y pasar con vida al instante siguiente.

En la biología, la vida es una sucesión de instantes de supervivencia, desde nuestra concepción biológica a nuestra muerte biológica (bajo esta forma, aquí y ahora…). La supervivencia consiste en mantenerse con vida el instante siguiente, escapando al riesgo del instante presente, calculados por el cerebro que trata las informaciones transmitidas por los captores externos (los 5 sentidos) e internos, en relación con el medio externo e interno. El único interés biológico (precisamente ese que trata el cerebro automático) para un ser vivo, es el de mantenerse con vida el instante siguiente,   el siguiente, y  el siguiente… para poder así prolongar la vida. Esto quiere decir que la vida es una sucesión de instantes de supervivencia hasta la muerte. La enfermedad aparece en el nivel biológico tras un conflicto agudo de supervivencia, y su sentido, su fin, es el de la supervivencia.

Todo en el cerebro está integrado y programado en términos biológicos de supervivencia. Es el principio de la biología, aquel que gobierna todas las leyes de la biología que rigen todos los mecanismos, efectos y causas de las modificaciones biológicas. El cerebro, como órgano automático, es un ordenador conectado a un lector de casetes programado exclusivamente en términos biológicos de supervivencia. Es decir que da siempre soluciones a los conflictos que viven los seres humanos en su trayectoria de vida. Todo en el interior del cerebro está integrado y programado en términos de “contabilidad máxima óptima de supervivencia” en función de los acontecimientos vividos y sentidos.

En cada instante, el cerebro encuentra la solución biológica de supervivencia más adaptada, para que podamos continuar viviendo. No se confunde NUNCA. El cerebro es un ordenador programador, programado, auto-programador, y auto-programado, que funciona con elementos eléctricos, electromagnéticos, físicos, químicos, matemáticos. Ejecuta programas complejos, utilizando en lo espacial o en lo temporal, o el espacio-temporal, el cálculo binario, diferencial, real, complejo, simbólico, la relatividad, la mecánica quántica, los caos (sobre todo deterministas), los conjuntos, los cálculos y puntos de referencia del tiempo compuesto: del pasado sobre el pasado, del pasado sobre el presente, etc…. Y sobre todo el holograma.

El cerebro funciona a varios niveles:

REAL: Las papilas gustativas me permiten de manera real, apreciar el sabor de los alimentos.

IMAGINARIO: Imagino que estoy exprimiendo un limón en mi boca.

VIRTUAL: Imagina que tienes ese limón amarillo en tus manos, que lo partes por la mitad, luego lo exprimes en tu boca, sientes ese sabor ácido del zumo que ahora está en tu boca y… ¿cómo tienes la boca? ¿Verdad que ahora se te ha hecho agua la boca? ¿Dónde está el limón? ¿Te das cuenta del poder de tu cerebro?

SIMBÓLICO: Tengo conflictos laborales. Deseo un aumento de puesto y en el último momento, se lo dan  a otra persona aunque me lo han prometido a mí. No lo puedo tragar: Conflicto laboral = El pedazo que no puedo tragar, el bocado que no puedo atrapar.
Todo lo que llega al cerebro está integrado bajo la forma simbólica
Lo simbólico es una forma directa y rápida, la información es transmitida de forma instantánea, eso para aumentar la capacidad de supervivencia.

Ej. Si tengo un padre que se mantiene muy enfadado, cuando quiero algo, se lo digo y con solo  ver sus gestos, su lenguaje simbólico, ya sé si le gustó o no lo que le he dicho. Es más fácil y rápido comprender el lenguaje simbólico con el que él, se ha expresado.

El espacio temporal:

Son lecturas repartidas en el tiempo (Ej. Fechas de aniversarios de un evento). Ej. Una mujer encuentra al que ella cree es “el hombre de su vida” y comienzan una relación. Después de dos años, un 30 de octubre, él corta la relación. Para ella, eso representa Estrés – Separación. En ella queda programado y registrado el 30 de octubre  y al año siguiente, hará un eczema (también puede hacer otras enfermedades de acuerdo al órgano con el cual haya sentido más  la separación). Esto sucede porque el cerebro hace de nuevo la relectura del conflicto y esto es una segunda oportunidad para reparar el shock vivido antes. Si no se repara, volverá a aparecer el eczema al año siguiente la misma fecha.


El Pensamiento: La primera dimensión es calcular

Pensar es la capacidad de calcular,  razonar, gestionar, procesar, almacenar, combinar una información compleja. Nos brinda una representación interna del mundo exterior. Pensar es aplicar la actividad de la mente a los elementos adquiridos a través del conocimiento.

El PENSAMIENTO es como un  programa de ordenador que es el cerebro de la máquina que es el cuerpo. El pensamiento está omnipresente en nosotros y por ello, todo lo que se transcribe a nivel de cerebro automático se re-transcribe en lenguaje simbólico. (Lo más rápido y efectivo)

El pensamiento da una información al cerebro que lo integra y además tiene en cuenta todas las informaciones que le llegan al mismo tiempo, además de todos los programas automáticos que maneja en el mismo instante.

Otro aspecto importante  del pensamiento es que es  el vehículo que autoriza el viaje a través del tiempo.

Gracias a nuestro pensamiento, podemos hacer nuestras propias películas, imaginar, desear, y fantasear con lo que queramos, rumiar una situación para encontrar soluciones o salidas, etc.

Artículos relacionados

× Whatsapp