Blog

Me doy permiso

Tu tienes el poder de crear la mejor versión de este año para ti. ¿Quieres saber cómo tener los mejores resultados posibles en este año para ti?

Lo que debes hacer para ver la mejor versión en tu vida de este año que está por llegar, es estar seguro de que:

  • Eres capaz de cumplir tus objetivos sin importar lo que hayas
  • escuchado decir de ti.
  • Tu propósito de vida es importante para otras personas, aunque te
  • hayan hecho sentir lo contrario.
  • Eres tan valioso, brillante y excelente como decidas serlo.

¡Ten esto siempre presente!

Y cuando lleguen momentos de duda, recuerda que estás en el

camino correcto para ver la mejor versión de este 2021 en tus resultados.

Me doy permiso de ser auténtico

Ser auténtico es tan simple como ser tú mismo, y esto tiene una enorme

importancia.

Ser auténtico y mostrarte tal y como eres, con tus virtudes, defectos y

ambiciones te permite conectar con los demás a un nivel más profundo.

Conócete a ti mismo.

  • Acéptate.
  • No te limites por el qué dirán.
  • No te impongas soportar situaciones ni convenciones sociales que te agotan o no deseas.
  • No te obligues a complacer a los demás.
  • Permítete estar tal y como te sientas bien contigo mismo y no como te lo ordenan las costumbres, las creencias y los que te rodean.

Así que deshazte de tus miedos y sé auténtico sin importar lo que diga el resto del mundo

Me doy permiso de decir NO

Decir “No” puede ser difícil para algunas personas.

A veces puedes sentirte incómodo por decir No ante un pedido o solicitud.

Recuerda que tú tienes la opción de acceder o negarte a cualquier petición o favor que te propongan.

Tú tienes la última palabra de tus decisiones. Algunas recomendaciones para aprender a decir “No” son:

  • Pon límites.
  • Pierde el miedo a lo que los demás puedan pensar.
  • Tomate tu tiempo antes de responder.
  • Mantente firme.
  • Encuentra alternativas.

Me doy permiso de soñar

¿Qué te cuesta soñar?¿Nada verdad? Sin embargo… ¿El día de hoy crees que se cumplirán tus sueños?

Pocas personas lo hacen, y, como resultado de no creer, se quedan atrás en el camino. Tus metas, el cómo las sientas, el visualizarlas realizadas, son lo que te ayudarán a acércate al éxito y al logro de las mismas.

Cuando tus propósitos son claros y concisos, y estás determinado a

conseguirlos, aunque haya retos, nada podrá impedírtelo.

Haz un compromiso con tu yo soñador. Tú puedes lograr todo lo que te propones. Manifiesta en voz alta todo lo que quieres lograr en un futuro, recuerda que la palabra tiene poder.

Sentirás un deseo de demostrar lo mejor de ti, cada vez que se presente

una piedra en el camino.

Un sueño sirve como forma de impulsar un deseo, si realmente crees en ello, la pasión lo hará real. Tú eres tan capaz como cualquiera que se lo proponga.

Dime en los comentarios si vas a manifestar tus ideales

Me doy permiso de estar donde me sienta comodo

No hay nada como sentirte cómodo en un lugar, y en algunas ocasiones esta comodidad se ve interrumpida.

Por ejemplo:

Que estando en una reunión de amigos, alguien diga algo fuera de lugar y “haga sentir” incómodo al resto del grupo

Apuesto a que crees que es una sensación desagradable, una sensación que no quieres experimentar ni en este ni en ningún momento.

Tú mereces estar cómodo en todos los ámbitos de tu vida. No dejes entrar a tu vida situaciones o circunstancias que no quieres

experimentar.

Te invito a decirme en los comentarios alguna situación incómoda que se

te venga a la cabeza.

Me doy permiso de disfrutar el tiempo a solas

Estar solo puede asustar a muchos, pero todos necesitamos pasar un

tiempo a solas.

Ya sea para relajarnos, reflexionar o simplemente sentir tranquilidad.

En este mundo saturado de tecnología, conectividad y estrés, es muy beneficioso darse un respiro de todo y de todos.

Aunque a lo mejor aún no estés convencido y en este momento no se te ocurra nada, hay muchas cosas por hacer como:

  • Leer un libro.
  • Meditar.
  • Salir a caminar.
  • Abrazar un árbol y esta en contacto con la naturaleza.
  • Algunos de los resultados que vas a obtener, son:
  • Crecimiento personal.
  • Liberarás tensiones generadas por el trabajo.
  • Construirás confianza y orgullo personal.
  • Incrementarás tu creatividad.

Me doy permiso de ser experto en mi área

¿Te has dicho a ti mismo que no eres bueno en lo que haces?

Desde que decidiste tomar el camino profesional u ocupacional que tienes hoy, iniciaste un proceso de aprendizaje y experticia. Esto quiere decir que lo que sabes hoy, no lo sabías hace 1 mes, 1 año, o el tiempo que lleves desempeñando esta labor. Es importante que te permitas considerarte una persona excelente en tu área de conocimiento.

Así reforzarás tu seguridad, tu autoestima y tu capacidad de hacer cada vez mejor tus labores.

Y si alguna vez has sentido que no eres bueno, es porque tienes

detrás una historia de descalificaciones, de críticas destructivas que

hicieron que te sientas desvalorizado y pienses que no puedes o no eres

capaz. Pero debes tener presente que toda tu dedicación en formarte

como experto te hace merecedor de considerarte excelente profesional.

Cuando me refiero a profesional hablo si te dedicas a:

Un arte como la música, el teatro u otros.

Una profesión convencional como la medicina o el derecho.

Todo aquello en lo que una persona se puede desempeñar y ser útil a su vida y la de los demás.

Te invito a repetir esta frase de poder:

Me permito considerarme y ser excelente en mi área de conocimiento.

Me doy permiso de reirme de mis desaciertos

Errar es parte de la vida. Y es de valientes volverse a levantar. Quien crea que para conseguir la vida que anhela debe tener una línea directa en ascenso hasta la cima, comete una grave equivocación

En este camino habrá momentos en los que volverás a tener algo de

incertidumbre, dolor y enojo.

La clave está en que aprendas a transformar lo más rápido posible

estas emociones y te enfoques de nuevo en los resultados de prosperidad que sí quieres para tu vida.

Recuerda que las caídas son para levantarte con más fuerza.

Me doy permiso de hacer planes fantásticos para crecer mi negocio este 2021

Visualizar lo que quieres para tu negocio o profesión es el primer

paso en conseguir el éxito que anhelas.

Planificar cómo lo harás y plasmarlo en un cuaderno o en tu

ordenador es fundamental para la manifestación de ello.

Te invito a que ahora mismo visualices y plasmes los planes más

fantásticos para crecer tu negocio en este 2021.

Y si bien es muy importante que tu mente se crea esos planes, no

por esto debes dejar de soñar en grande. No importa si los que te rodean no creen en ti. Basta con que tú sí lo hagas.

Me doy permiso de cambiar de profesión

Cambiar de profesión puede ser el camino para tener una vida más feliz.

Muchas personas desean cambiar de profesión, sin embargo, no todas tienen la valentía de hacerlo.¿Es tu caso? Quizá elegiste la profesión porque era lo que tus padres querían o porque es lo que “da más dinero” o “tiene más posibilidades laborales” o la elegiste siendo muy joven y no tenías los recursos que tienes hoy.

¿Te sientes identificado? Si es así, entonces es tiempo de que tengas una conversación contigo mismo y revises qué es con lo que en verdad vibra tu corazón. Y aunque te puede dar un poco de miedo en un principio, dar el primer paso en el camino que quieres vivir el resto de tu vida, será gratificante para ti.

Ahora te invito a que tengas esa conversación contigo mismo y analices el resultado de lo que dice tu corazón.

Me doy permiso de no querer personas tóxicas en mi vida

  • Si te grita de manera constante, no tienes por qué quedarte ahí.
  • Si te agrede físicamente, ¿por qué sigues ahí?
  • Si te dice que eres menos que él o ella, no insistas en estar ahí.
  • Si te envuelve en chismes y burlas, tienes la autoridad de cerrar tus oídos.
  • Si se gasta tu dinero, no es la persona correcta.

Si te prohíbe compartir tiempo con tu familia o amigos, toma las riendas de tu vida.

La lista continua, pero estos son algunos de los ejemplos de actitudes

tóxicas. Esto aplica si es tu pareja sentimental, hermano (a), padre – madre, suegro (a), hijo (a), y todo aquel que hace parte de tu círculo.

Rodéate de personas que:

  • Alegren tu vida sin que se los pidas.
  • Te admiran y te lo hacen saber.
  • Te ayudan a seguir creyendo en tus sueños.
  • Te abrazan, besan y protegen, aunque saben que tú mismo puedes

hacerlo.

No dejes que apeguen tu luz. Tú mereces brillar.

Ahora dime, ¿crees que mereces personas tóxicas en tu vida, o

personas de luz?

Me doy permiso de regalarme ropa nueva

¿Qué tal si dejas de comprar ropa para los demás y empiezas a comprar para ti de primero?

Tú mereces sentirte bien con tu imagen. Con esto no quiero decir que te vuelvas un comprador compulsivo. Todo debe ser en su justa medida.

A lo que me refiero es que cuando te regalas a ti mismo objetos que

cumplen la función de elevar tu autoestima, tu estado de ánimo

positivo se incrementa, y todo a tu alrededor fluye.

¡Así como lo lees!

Regalarte ropa nueva es una actividad terapéutica para tu salud mental y

emocional.

Recuerda que mereces sentirte bien contigo mismo. Por eso te invito a que repitas esta frase de poder:

«𝐌𝐞 𝐩𝐞𝐫𝐦𝐢𝐭𝐨 𝐫𝐞𝐠𝐚𝐥𝐚𝐫𝐦𝐞 𝐫𝐨𝐩𝐚 𝐧𝐮𝐞𝐯𝐚 𝐲 𝐬𝐞𝐧𝐭𝐢𝐫𝐦𝐞 𝐛𝐢𝐞𝐧 𝐜𝐨𝐧 𝐦𝐢 𝐢𝐦𝐚𝐠𝐞𝐧 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚𝐥»

Cuéntame en los comentarios si en esta navidad te regalaste ropa nueva.

Me doy permiso de estudiar lo que me gusta

¿Cuál es esa actividad con la que tu corazón vibra y siente pasión?

Esa es la primera pregunta que debes responderte a la hora de elegir qué

quieres estudiar.

Olvídate de:

  • Qué es lo que suena más bonito. «Doctor, ingeniero o licenciado»
  • Qué es lo que tus padres, tu familia y amigos gustan para ti.
  • Qué es lo que da dinero hoy en día.

Pensar en esto solo va a bloquear tu libre decisión para escoger lo que tu corazón en verdad te dicta.

Escoge una profesión, curso o arte con el que sientas que vibras en alta frecuencia, y esa será la decisión correcta.

Con ella vendrá por extensión los éxitos, el dinero y el prestigio

Cuando sea el tiempo de elegir qué estudiar, repite esta frase de poder:

«𝐌𝐞 𝐝𝐨𝐲 𝐩𝐞𝐫𝐦𝐢𝐬𝐨 𝐝𝐞 𝐞𝐬𝐭𝐮𝐝𝐢𝐚𝐫 𝐥𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐦𝐞 𝐠𝐮𝐬𝐭𝐚, 𝐬𝐞𝐫 𝐟𝐞𝐥𝐢𝐳 𝐲 𝐭𝐞𝐧𝐞𝐫 é𝐱𝐢𝐭𝐨 𝐜𝐨𝐧 𝐞𝐥𝐥𝐨«

Me doy permiso de iniciar una nueva relación de pareja

Seguir culpando a tu ex pareja por todo lo que pasaste, solo bloquea tu

energía para que entre otra persona a tu vida. Te invito a imaginar que tu corazón es una vasija que siempre va a estar llena con emociones positivas o negativas.

Y si sentiste que una pareja que te causó mucho dolor ya se fue, entonces debes permitir que se vaya con todo lo negativo que no aporta a tu plenitud. De lo contrario no abrirás espacio para que llegue otra persona a tu vida con las emociones que sí quieres tener. Mira como un regalo a todo aquel que se haya ido porque vino a enseñarte lo que no quieres en tu vida, aprende la lección y comprende que hay alguien mejor para ti.

Te invito a que repitas esta frase de poder:

Me doy permiso de iniciar una nueva relación de pareja y ser feliz con ella.

Y tú, ¿vaciarás tu vasija de emociones negativas del pasado para abrirle

espacio a las emociones positivas?

Me doy permiso de crear el mejor año para mi

Esta es la historia de Ana

Creció con unos padres jóvenes que, aunque la amaban a su manera y como ellos sabían, nunca se lo demostraron.

No hubo abundancia de dinero, ni de caricias, ni de alegrías.

Llegó a la adultez con una larga lista de golpes, heridas y caídas.. Y a pesar de todo, también llegó con sueños y con ganas de creer que había una realidad diferente por descubrir. Creyó que podía escuchar su corazón y avanzar en un camino desconocido para ella, sin embargo, otros tropiezos la hicieron caer.

Pero un día, exhausta de permitir que su pasado y su entorno definieran su realidad, decidió ser la capitana del barco de su vida. Hizo un enorme cambio, salió del victimismo, tomó el control de su vida y ahora solo vibra en pasión y alegría. También construyó los pensamientos y emociones que le dieron la certeza de una vida fantástica.

Inició un camino que la llevaba a ver frutos de éxito, prosperidad y

abundancia.¿Crees que lo logró?

Esta es “solo” una de tantas historias de personas de mi comunidad que han llegado con un pasado muy difícil y doloroso. Y con lo que soy muy feliz de todo esto, es que te puedo contar HOY, que sus realidades son la misma que consiguió Ana después de tomar la decisión de crear la mejor versión de su vida.

Tú también puedes hacerlo. Hoy inicia el 2021 junto con la oportunidad de crear la mejor versión de este año para ti.

¿Ya te convenciste de que tienes el poder de que este año sea mucho mejor de lo que te habías imaginado unos días atrás?

Me doy permiso de hablar con mis hijos con frecuencia

¿Tus hijos tienen comportamientos que no entiendes?

Pregúntate cuánto tiempo te estás permitiendo tener una conversación

sin interrupciones y amena con ellos

Es común que creas que mientras tengan todo lo que necesitan en lo

material y los abraces cada vez que los veas, será suficiente.

Sin embargo, no establecer metas de tiempo de calidad con ellos, puede

abrir un abismo en esta relación ⏳

Dedica una buena parte de la noche o de un día a compartir con tus hijos y te darás cuenta que:

  • La confianza entre ustedes crece y te contarán situaciones que ni siquiera pensaste que algún te confiarían.
  • Comprenderás mucho mejor su comportamiento y sabrás cómo
  • hablarles para que corrijan y tengan actitudes más apropiadas.
  • Los verás más felices, más seguros y más comprometidos con sus
  • responsabilidades.
  • Y tú serás un padre-madre mucho más pleno.

Hoy te invito a que te repitas esta frase de poder:

«Me doy permiso de hablar, escuchar y compartir tiempo de calidad con mis hijos con frecuencia»

Cuéntame en los comentarios para cuándo piensas hacer tu próximo plan con tus hijos.

Me doy permiso de celebrar cada triunfo

Celebrar cada triunfo por pequeño que sea, abona el terreno para que recibas más triunfos.

Y si eres de los que no los celebra porque te da miedo a:

  • Que pierdas lo que ganaste, y luego te decepciones o decepciones a tus seres amados.
  • Ser objeto de críticas destructivas.
  • Estancar la consecución de otros triunfos por la envidia.

Quiero que sepas que cuando te liberas de estos prejuicios, y empiezas

a hacer de cada pequeño logro una celebración, tu vida se convierte en un camino lleno de más y más logros.

Te invito a que cuando obtengas algo por lo que has puesto tu empeño y

dedicación, primero te felicites tú mismo. Esto aumentará tu autoestima

de forma considerable.

Y luego te permitas ser aplaudido por las personas que de vedad se alegran por tus resultados. Para que veas todo lo que puede pasar cuando empieces a celebrar cada triunfo tuyo, repite esta frase de

poder:

«Yo puedo, yo quiero, y yo me permito celebrar cada triunfo pequeño

o grande que llegue a mi vida, y que será multiplicado en abundancia»

Me gustaría que nos compartieras en los comentarios algún triunfo reciente del que te sientas feliz.

Me doy permiso de brillar

La sensación de brillar haciendo lo que amas hacer es fantástica. Sin embargo, el miedo a brillar para no ser el foco de críticas, de envidias, y de acusaciones, puede estar nublando tu potencial para ser el mejor en lo que sea que quieras ser el mejor.

Puedes ser el mejor hablando en público, pintando cuadros, o siendo

bacteriólogo. Cualquiera que sea tu misión de vida. Pero cuando te detienes a escuchar los juicios negativos hacia ti, distraes tu enfoque, y de a poco pierdes la fuerza para maximizar lo que puedes lograr si te permites brillar con tu talento.

Mi invitación hoy es para que te permitas ser el mejor, para que recibas los aplausos con amor y con humildad, y para que brilles sin temor a ser apagado.

El mundo necesita personas como tú, que sean los mejores haciendo lo que tú haces. Para eso puedes repetir esta frase de poder:

«Me permito brillar con mi talento, y llevar esperanza de vivir de lo que se

ama hacer».

Escríbeme en los comentarios, ¿ya estás listo para brillar?

Me doy permiso de ser amado

Permitirte ser amado o amada tal vez sea una de las decisiones más difíciles que afrontes si ya hubo una primera vez que te lastimaron.

Lo que pasa es que ahora tu respuesta ante las demostraciones de afecto que recibes, es que debes estar alerta para cuando llegue el momento en que de nuevo te hagan daño.

El abandono, los golpes físicos, el abuso sexual, son algunos de los

ejemplos de malos tratos que quizás hayas recibido en tu niñez, e incluso

en tu edad adulta, y que te dejaron huellas difíciles de borrar.

Esto significa que tu mente prepara un mecanismo de defensa inconsciente que te hará reaccionar de forma negativa ante una posible muestra de amor.

Quiero que sepas que esta historia no tiene por qué repetirse.

Y que, al abrirle otra oportunidad a las caricias, a los besos, a las palabras afectuosas, hará que estas heridas cierren, y aunque las veas, ya no te lastimen.

Dale permiso al amor a que entre de nuevo en tu vida, y que sane las

heridas el pasado. Para esto te invito a que repitas esta frase de sanación conmigo:

«Me doy permiso de recibir amor en abundancia, sanar las heridas del

pasado, y sentir la bondad de las caricias.»

Cuéntame en los comentarios, ¿Cuál será tu próxima acción cuando te

enfrentes ante una muestra de afecto?

Me doy permiso de sentirme saludable

Estar saludable no solo es cuestión de asar, ni de genética.

Cuando te quejas constantemente de dolores y malestares, aunque no sean tan graves, tu cuerpo empieza a responder de acuerdo a ese dolor con lo que lo estás programando desde tu mente.

Por eso es importante que consideres que la mentalidad juega un papel

crucial para definir cómo se siente cada parte de tu cuerpo.

Eso quiere decir que, cuando tú decides alinear tu cuerpo con tu mente

en pro de tu salud física, automáticamente tomas acciones que te llevarán a sentirte bien.

Para estar saludable puedes por ejemplo al levantarte en la mañana dar

gracias por sentirte bien (aunque tal vez no sea del todo así), e inicias el

día con un desayuno balanceado.

Como resultado tendrás un cuerpo con más energía, y por supuesto más

sano, así hayas presentado algún síntoma de malestar.

Ya lo sabes, la salud también es cuestión de cómo programas a tu cuerpo con tu mente. Y si quieres que la salud sea una realidad para ti, te invito a que repitas esta frase de sanación cada mañana:

«Me doy permiso de sentir que soy una persona que goza de salud física y mental todos los días de mi vida”

Cuéntame en los comentarios ¿empezarás a sentirte más sano, para estar más sano?

Me doy permiso de compartir tiempo con mi familia

Trabajo Vs Tiempo en familia

Dura decisión a la que te ves enfrentado cuando sientes que compartir tiempo en familia disminuye tu productividad laboral, y por ende tus

ingresos o una posibilidad de ascenso.

¿Te sientes identificado? Apuesto a que sí. Pero quiero contarte que gozar tiempo de calidad con tu familia te trae resultados contrarios a lo que piensas.

Porque:

Disminuyes tu irritabilidad al sentir descanso de la presión del día a día laboral.

Se fortalecen tus relaciones de pareja, con tus hijos, y con tu familia, y

emocionalmente esto te lleva a sentir que tu trabajo vale la dicha.

Aumentas tu productividad laboral debido a que oxigenas tu cerebro,

cambias de espacios, y tu energía se incrementa.

Ya sabes que pasar tiempo con tu familia es una actividad altamente

productiva para ti, por te invito a que repitas esta frase de sanación:

“Me doy permiso de disfrutar momentos de calidad con mi familia y

fortalecer los lazos con ellos cada semana” Ahora dime, ¿estás dispuesto a disfrutar más tiempo con tu familia para mejorar tus resultados laborales?

Me doy permiso de disfrutar e invertir mi dinero

El dinero es una energía y como tal debe fluir; por eso si solo lo guardas y no lo pones en movimiento se va estancando e incluso puede dejar de llegar a ti.

Por ello invierte el dinero en ti, en tus negocios, en tu familia y todo lo que genere un dar y un recibir y, sobre todo, mucho bienestar y alegría.

Esto sirve para que le dejes claro a tu mente que eres tan abundante y próspero que tienes permitido dar y recibir

Comienza desde ya a sanar tu relación con él repitiendo tu frase de sanación.

Me doy permiso de amar el dinero

El dinero es una energía y lo que sientas por él creará que llegue a tu vida o que se aleje de ti.

El dinero es un medio para intercambiar cosas, lo que tú sientes por él tiene que ver con tus historias pasadas y con el cómo hayas vivido y sentido esas historias.

Por ello si quieres que el dinero llegue a tu vida, se quede contigo, se multiplique, fluya e incluso llegue de forma inesperada…

Debes de empezar a transformar tu relación con él y para ello te invito a repetir esta afirmación.

Me doy permiso de amar el dinero como la energía que es.

Me doy permiso de hacer crecer mi fortuna

Te gustaría:

¿Empezar a generar todo el dinero que quieres con tu emprendimiento?

¿Empezar a tener más clientes?

¿Disfrutar de todo el dinero que llega a tu vida?

Para empezar a hacerlo posible, debes identificar cómo está tu termostato financiero:

¿Y qué quiero decir con termostato financiero?

Me refiero a la capacidad emocional y mental de recibir cierta cantidad de dinero en este momento.

¿Y cómo saber si tu termostato financiero está en la cantidad que deseas recibir?

Sencillo, si ya estás ganando la cantidad mensual que quieres en este momento, tu termostato está bien. Si en cambio aún no la estas ganando significa que debes de aumentar tu termostato financiero.

Si aún no has logrado llegar a tu meta económica que deseas, comienza a sanar tu relación con el dinero, repitiendo tu frase de sanación.

Me doy permiso de hacer crecer mi fortuna y lograr mis metas económicas

Me doy permiso de recibir dinero de manera inesperada

El universo tiene infinitas maneras de manifestarse y traer a ti lo que quieras y le pidas, lo importante es que estés dispuesta/o a recibir todo lo bueno que él tiene para ti.

Si por algún motivo llegan pensamientos de carencia como:

  • «Si recibo más, debo dar más»
  • «De eso tan bueno no dan tanto»
  •  “al pobre y al feo todo se le va en deseo”
  •  “A mí nunca me llegan cosas buenas”

U otros.

Puedes decir cancelado, cancelado, cancelado para quitarle poder a ese pensamiento de escasez y empiezas a repetir tu frase de sanación:

Me doy permiso de recibir dinero y regalos de la vida, de manera inesperada

Me doy permiso de ser prospera y abundante

Ser prósperos y abundantes es un estado mental. Tanto si crees que tienes, como si crees que no tienes, puedes tener la razón, porque depende de tu percepción.

Por ello hoy te invito a agradecer mínimo 5 cosas cada día y en el transcurso de la semana empezaras a notar como tu prosperidad y abundancia empiezan a aumentar en tu vida.

También repite tu frase de sanación, para que vibres en la energía de prosperidad y abundancia:

Me doy permiso de ser prospera y abundante.

Me doy permiso de ser exitoso y feliz

Para mí el éxito es:

  • Acompañar a miles de personas en su proceso de transformación, con las formaciones, talleres y programas de sanación.
  • Ser feliz con mi pareja
  • Estudiar y continuar aprendiendo conocimientos nuevos.
  • Dedicarme a hacer lo que amo y me apasiona.

Y todo esto puede comenzar a pasar en tu vida cuando comienzas a sanar

  • Tus creencias limitantes.
  • Cuando sanas tu relación con tus padres y ancestros.
  • Cuando sanas a tu niña interior.

Así, Empiezas a ver los cambios en todos los aspectos de tu vida.

Hoy empieza a transformar tu relación con el dinero con tu frase de sanación:

Me doy permiso de ser exitosa/o y feliz.

Cuéntame ¿para ti que es el éxito?

Me doy permiso de llegar tan lejos como quiera con mi emprendimiento

A veces cuando no ganas el dinero que quieres con tu emprendimiento o consulta, se debe a una historia del pasado.

Una historia como:

  • Quiebra económica en la familia
  • Había escasez y deudas en tu familia cuando eras pequeño
  • Solo había para lo suficiente.
  • Tus padres trabajaban hora y horas y ganaban poco dinero.

Entre muchas otras historias del pasado que muy posiblemente han estado limitando tu abundancia y riqueza.

Debes honrar tu historia, comprender que hace parte del pasado para empezar así a sanarla. Hoy empieza a transformar tu relación del dinero con tu frase de sanación:

Me doy permiso de ganar todo lo que quiera con mi negocio, profesión o emprendimiento.

Me doy permiso a recibir todo el dinero que quiero

Algunas personas solamente saben dar y dar y si bien en su interior quieren tener su consulta llena o generar mucho dinero con su emprendimiento o con su labor, no lo logran.

Esto se debe a que cuando tienes un mandato de no merecer, no recibir, no ser prospera o incluso un recuerdo doloroso respecto al dinero, se hace difícil tener lo que deseas.

¿Alguna vez te has preguntado cuánto dinero quieres ganarte o generar mensualmente?

Te invito a que comiences ya a sanar tu relación con el dinero, repitiendo tu frase de sanación:

¡Me doy permiso de recibir todo el dinero que quiero!

Me doy permiso de sanar mi relación con el dinero

Te gustaría empezar a:

  • Ganar todo el dinero que deseas
  • Tener más consultantes
  • Saber que el dinero siempre estará en tu vida
  • Debes comenzar a reconocer qué creencias tienes con relación al dinero. Quizás:
  • «El dinero llega de forma difícil»
  • «El dinero llega y se va»
  • «No me alcanza para nada»

¿Cuéntame cuáles son tus creencias, qué es lo que has oído o dices constantemente respecto al dinero?

Te invito a empezar tu sanación repitiendo la siguiente frase:

Me doy permiso de sanar mi relación con el dinero

Me doy permiso de tener una vida llena de riqueza y prosperidad

¿Te gustaría empezar a crear prosperidad, riqueza, abundancia y bienestar en tu vida?

Lo primero que debes hacer es darte cuenta de las creencias que tienes acerca de la abundancia, la prosperidad y el dinero.

Quizá te has dicho:

«los ricos son malos” o “el dinero está hecho”, o “ganar dinero es muy difícil» «Siempre tengo solo lo justo para lo que necesito» «Hay dinero en abundancia», Entre otras.

Lo importante es reconocer cuáles pensamientos sueles tener y si por algún motivo tienes pensamientos de escasez, empieces desde ya a cambiarlos por creencias positivas, creando así una mentalidad de riqueza y prosperidad.

Desde hoy comienza a sanar tu relación con el dinero. Repitiendo tu frase de sanación.

Me doy permiso de renacer a una vida llena de riqueza y prosperidad

Me doy permiso de disfrutar y ser feliz

Hoy quiero que la felicidad, el bienestar y el disfrute llenen cada uno de tus días ¿Sabías que cuando experimentas alegría constantemente, así sea por cosas “muy pequeñas y simples”, más momentos agradables llegan a tu vida? Por ejemplo, se llena tu consulta, viajas a lugares maravillosos, llega más abundancia e incluso tienes tiempo para descansar y compartir.

Espero empieces a dejarte sorprender por todo lo bueno que la vida tiene para ti.

Te invito a repetir tu frase de poder:

Me doy permiso de disfrutar y ser feliz.

Me doy permiso de descansar

Muchas personas se entregan tanto al trabajo y al estrés de la vida que se olvidan de tomar un respiro y hacer un alto en el camino.

En general, ven el trabajar demasiado, como algo normal hasta que su cuerpo les pasa cuenta de cobro y los obliga a descansar con una enfermedad.

Si de casualidad te pasa o te ha pasado esto, Te invito a repetir tu frase de poder y disfrutar de un merecido descanso:

Me doy permiso de descansar.

Me doy permiso de crear

A veces toma tiempo crear y realizar nuestros sueños y más si tenemos creencias limitantes como:

  • “La vida es muy difícil o injusta”
  • “Eso no es para mí”
  • “Nada me sale bien”,
  • “A mí siempre me va mal en la vida”

Entre muchas otras, por ello hoy te invito a transformar tus creencias repitiendo tu frase de poder:

Me doy permiso de crear

Me doy permiso de que el tiempo me rinda y me sobre

A veces las personas van por la vida como un tren, a prisa y a toda máquina. No piensan que sí tienen tiempo ni se dicen que lo pueden hacer más tarde ni se permiten descansar.

Por el contrario, van a mil por hora, sin darse cuenta que esto está afectando quizás, sus relaciones de pareja, o su salud o su bienestar.

Por ello te invito a realizar un alto en el camino, a darte un respiro y tomar un poco de tiempo para observar los pequeños o grandes detalles de la vida y que hoy te estás perdiendo solo por creer que no tienes tiempo.

Repite tu frase de poder y observa como el tiempo alcanza para todo:

Me doy permiso de que el tiempo me rinda y me sobre.

Me doy permiso de utilizar mi creatividad

¿Sientes que eres buena en algo, pero algo limita tu creatividad o talento?

Quizás cuando eras pequeña y estabas explorando el mundo de la imaginación y la creatividad, te dijeron frases como: «todo lo haces mal» o “eso no es para usted» «ríndase, no insista más» o quizá incluso te pegaron porque “desbarataste” algo cuando en realidad tú sentiste que estabas explorando y aprendiendo sobre ese objeto o juguete y con todo esto, consiguieron opacar tu curiosidad, tus ganas de explorar, tus sueños y la magia de tu corazón.

Hoy quiero que recuerdes que eres único/a y que el mundo está esperando por la magia que le puedes brindar.

Repite tu frase de poder:

Me doy permiso de encontrar mi creatividad.

Me doy permiso de soltar

¿Sientes que estás cargando pesos físicos y emocionales que arrastras desde tu infancia y no sabes qué hacer con ellos? Ahora es tu responsabilidad soltar todo ese dolor y decir: “¡alto, no más!», «ahora quiero todo lo bueno en mi vida», “merezco lo mejor para mí”.

Recuerda que el pasado de tu niña interior sigue en ti, creando ese peso y limitación en tu presente. Por ello debes soltarlo para comenzar a disfrutar la vida que sí deseas.

Comienza hoy a repetir tu frase de poder:

Me doy permiso de soltar las cargas del pasado.

Me doy permiso de divertirme

  • ¿Te es fácil salir a divertirte?
  • ¿Sientes que puedes compartir con las personas que tú quieres con frecuencia?
  • ¿Sueles ir a las fiestas o salidas que tus amigos preparan?
  • ¿O prefieres quedarte en casa?

Cuando hay un mandato de no disfrutar o no poder divertirte pueden pasar estas cosas:

  • “Te enfermas o te duele el cuerpo y no puedes salir”.
  • “Peleas con la persona que ibas a salir y ahí ya se arruinó la noche”.
  • “Nada te gusta o eres difícil de comprender o con nada estás satisfecha”.
  • Entre muchas otras.

Te invito a que disfrutes cada instante de tu vida y disfrutes tu frase de poder para hoy:

Me doy permiso de ser un imán para el dinero

Cuando sanas tu relación con el dinero, comprendes que sí puedes ser un imán para el dinero porque:

  • «El dinero empieza a llegar de maneras inesperadas»
  • «Lo encuentras en muchas partes»
  • «Tienes muchísimos clientes»
  • «Puedes comprarte lo que quieras»

Y muchísimas cosas más.

Recuerda que la sanación depende de ti y del día que quieras sanar a tu niña interior y crear una vida en abundancia y prosperidad.

Comienza desde hoy a transformar tu relación con el dinero repitiendo tu frase de sanación

Me doy permiso de ser un imán para el dinero.

Me doy permiso de multiplicar mi dinero

¿Te gustaría ser como el rey midas que todo lo que tocaba lo convertía en oro?

Quizá quieras esto, sin embargo, tienes justo lo contrario. Por ello debes empezar por darte cuenta que dentro de ti hay una niña pequeña a la que quizás le dijeron «suelte ese dinero que es sucio» o «no coja eso que no es suyo» o algún día se te ocurrió tomar una moneda que viste por casa y luego tu madre intentó quemarte las manos o te dijo: “eres un-a ladrón-a” o a lo mejor casi ni podías ver a tus padres porque se pasaban trabajando todo el día y aun así, el dinero solo alcanzaba para más que lo básico.

Debes de reconocer el dolor de tu niña interior para comenzar a sanar y así convertirte en un imán para el dinero.

Comienza desde hoy a transformar tu relación con el dinero repitiendo tu frase de transformación:

Me doy permiso de multiplicar mi dinero cada día

Me doy permiso de administrar súper bien mi dinero

El dinero es una energía y de nosotros depende tener una buena relación con él.

¿Y qué pasa si no se tiene buena relación con el dinero? Pueden pasar cosas como que no te rinde, no llega, no se queda contigo, se te esfuma de las manos, te engañan, te estafan, terminas pagando las deudas de otros, no sabes a dónde se fue.

Es entonces cuando revisamos las creencias limitantes que tienes acerca del dinero y que te han limitado en el logro de lo que quieres, para transformarlas por creencias poderosas.

Repite tu frase de transformación: Me doy permiso de administrar súper bien mi dinero.

Me doy permiso de soñar

¿Cuáles son tus sueños?

«Quizás viajar por el mundo» o… “tener una relación de pareja bonita» o » generar mucho dinero con tu negocio» o «sentirte feliz y tranquila».

Soñar le permite a tu mente crear la realidad que puedes vivir, si le dedicas tiempo a visualizar poniendo mucha emoción a esos sueños, se harán realidad.

Recuerda siempre que tus sueños se pueden lograr si crees en ellos y sanas tu niña interior.

Repite tu frase de poder y continúa creando sueños hermosos: Me doy permiso de soñar.

Me doy permiso para ser feliz

¿Sabes una cosa? Cada día al despertar me siento feliz y muy bendecida y doy gracias por todo lo que tengo y vivo, y por todo lo bueno que voy a crear en el nuevo día.

Y sé que, para mis consultantes, este no es el caso en muchas ocasiones. A veces me dicen: «No le encuentro sentido a la vida» «No soy feliz» «No disfruto de nada» “Vivo triste”, entre muchas otras frases de desánimo.

Entonces, revisamos cuáles son las creencias o historias del pasado que están impidiendo su felicidad para que empiecen a transformar esta energía.

Recuerda hoy tu frase de poder: ¡Me doy permiso de ser feliz!

Me doy permiso de lograr la cosas

¿Es fácil para ti lograr-lo? O ¿debes esperar meses o incluso años para poder tener un logro?

Te comparto que tu nacimiento influye mucho en este tema, pues de aquí se empiezan a instaurar las creencias como: “la vida es fácil o difícil”, o “puedo ganar y merezco todo lo bueno” o por el contrario, crees que lo bueno de la vida “no es para ti”.

¿Qué sabes de cómo fue tu nacimiento? Hoy te invito a repetir tu frase de poder:

Me doy permiso de ganar.

Me doy permiso de equivocarme y sentirme bien

Como seres humanos que somos, nos equivocamos y es normal equivocarse, el conflicto es cuando crees que no lo puedes hacer o si lo haces, de pronto traerá consigo un problema o castigo y esta creencia limitante se crea debido a los pequeños recuerdos dolorosos que hay dentro de tu niña interior.

Quizás en algún momento te dijeron frases como;

¿Por qué nunca ocupas el primer lugar?

No puedes equivocarte” entre otras,

Y quizás esto te lleva a exigirte cada día más, a no disfrutar de los logros si no salen perfecto o si no eres el mejor, incluso a no tener amistades ya que ellas no eran «perfectas» como mama y papa querían. Quizás siempre había un pero para todo.

Hoy quiero que esa historia comience a cambiar en tu vida, por ello repite hoy tu frase de poder.

Me doy permiso de equivocarme y sentirme bien.

Me doy permiso de ser inteligente

¿Para ti es fácil aprender algo nuevo?¿disfrutas de leer, pintar o dibujar?

Quizá cuando eras una niña pequeña que estaba explorando el maravilloso mundo de la lectura, el arte, la música, el baile, la cocina y muchas cosas más, viviste esos primeros momentos como algo traumático y doloroso.

¿Qué te quiero decir con esto? si, por ejemplo: Un día rayaste un cuaderno que era de tu hermano y tu mamá o papá te regañaron, te pegaron, te gritaron o te dijeron que no lo volvieras a hacer, o quizá, cuando estabas empezando a leer y a escribir te equivocaste y tus padres te dijeron

  • ¿Por qué no haces nada bien?
  • O usted es una bruta
  • O mejor no haga nada

El niño o la niña que vivió alguna de estas situaciones, interpretó que no iba a aprender o desde entonces, le dio pereza estudiar y perdió todo interés por cualquier cosa que sea aprender. No se dio cuenta que a sus padres los criaron a punta de golpes y castigos, que no había amor y que eso fue lo que aprendieron, que debían enseñar con grito, dolor, descalificación, desvalorización.

Pero esa es la historia de ellos; Hoy tú tienes el poder de reconocer lo inteligente y hábil que has sido toda la vida.

Por ello te invito a repetir tu frase de poder:

Me doy permiso de sentirme inteligente y aprender fácilmente

Me doy permiso de sentirme bonita

Hay diferentes tipos de belleza y cada una de ellas es única y especial; el problema es cuando tu crees o sientes que no lo eres porque en el pasado a alguien se le ocurrió hacerte bullying o te dijeron cosas como: «estás muy gorda»

«eres fea»,

«nadie te va a querer»

Y llegaste a sentir que nadie te quería, que valías menos o que no le importabas a nadie.

Hoy quiero que reconozcas aquellas cualidades internas y externas que te hacen única/o y comprendas la belleza del hombre o la mujer que eres.

Por ello te invito a repetir tu frase de poder:

Me doy permiso de sentirme bonita/o

Me doy permiso de expresar mis habilidades y talentos

Todos tenemos infinidad de capacidades y talentos, los cuales sin darnos cuenta, vamos suprimiendo en nuestros primeros años de vida cuando papá y mamá comienzan a decir frases como:

  •  “no cante que va a hacer llover”
  •  “su hermanito lo hace mejor”
  •  “ese dibujo le quedo horrible”
  •  “nunca haces las cosas bien”

Estas son solo algunas de las muchas frases dolorosas y descalificadoras, que hasta hoy estaban limitando gran parte de tu inteligencia, habilidades y talentos. Quiero recordarte que en ti hay una talentosa mujer o un talentoso hombre, que está esperando ser visto, reconocido y valorado.

Quiero que hoy comiences a sanar con tu frase de poder:

«Me doy permiso de expresar mis habilidades y talentos.»

Me doy permiso de viajar por el mundo

Quizás hoy quieres viajar por el mundo o conocer lugares maravillosos e increíbles, pero aparecen mil excusas como:

  •  “No tengo visa”
  •  “no he sacado el pasaporte”
  •  “No tengo dinero”
  •  “me da miedo”
  •  “me puedo enfermar”
  •  “todos los paseos terminan mal”

Quizás tus padres no pudieron llevarte de viaje cuando eras pequeña y aprendiste en tu inconsciente que eso no era para ti o cada vez que salían de viaje tus padres se peleaban o algo malo sucedía o no era tan agradables y regresabas llorando de los viajes, dejando grabada en la mente de tu niña interior que es mejor no viajar.

Por eso hoy quiero que empieces a trasformar tu historia y repitas tu frase de poder:

 “Me doy permiso de viajar por el mundo.”

Me doy permiso de pedir ayuda

Cuando en la familia dicen frases como:

  • «Es mejor no deber favores»,
  • «Arrégleselas como pueda usted solo»,
  • «Solo se tiene a usted»,
  • «Solo nos tiene a nosotros» (papá o mamá),

Son frases que se quedan en la memoria de tu niña interior y crean “el yo solita puedo con todo” “el nadie hace las cosas como yo”.

Y entonces te echas todo el trabajo encima o primero pasas por un sin fin de dificultadas antes de poder pedir ayuda o decir:

  • ¿Puedes ayudarme con esto?
  • Por favor has esto
  • Estas son tus responsabilidades

Así que hoy toma el poder de crear una nueva vida y repite tu frase de poder:

“Me doy permiso de pedir ayuda”

Me doy permiso de crear cosas nuevas

¿Sabes lo increíble que se siente crear nuevos programas de sanación que transformen la vida de muchas personas? ¿O crear un platillo único y fabuloso?¿O inventar algo que revolucione al mundo? ¿O crear nuevos pensamientos de poder?

Es una sensación gratificante, un placer único y una experiencia maravillosa.

Y hoy quiero que tú también comiences a sentirte así, quiero que llenes de amor a tu niña interior y transformes tu historia con tu frase de poder.

 “Me doy permiso de crear cosas nuevas»

Me doy permiso de expresar lo que siento

Quizá hoy en día como adulta dudas al expresar tus opiniones o sentimientos, temes y te dices “¿qué dirá mi familia o los demás si pienso de manera diferente?”, o quizá sientes rabia cuando tu opinión no es valorada o tenida en cuenta.

Puede ser que a tu niña interior le dijeron “cállese”, “no llore”, “¿quién le pidió opinión?», «siempre que abre la boca es para decir estupideces» y muchas otras frases limitantes y descalificadoras.

Hoy tú que eres la única/o responsable de tu vida, debes decidir crear un cambio y sanar tu historia. Por ello te invito a repetir tu frase de poder.

«Me doy permiso de expresar lo que siento y lo que pienso»

Me doy permiso de crear cambios hermosos en mi vida

¿Te es difícil hacer cambios en tu vida?

De pequeña le tocaba estar una semana en casa de su padre y una semana en casa de su madre, pues estaban separados. Además, a su madre le tocaba cambiar de vivienda constantemente, lo que hacía que también a ella le tocara empezar nuevamente a hacer amigos y a separarse de ellos con cada cambio de vivienda.

De adulta, ella no comprende porqué le cuesta mucho aceptar cualquier cambio por maravilloso que le parezca a los demás, pues todo lo nuevo, de manera inconsciente le recuerda el estrés que vivía la niña pequeña ante sus constantes cambios de barrio, de vivienda, de amigos, de colegio, etc.

Si te suena conocido este caso, te invito a crear una nueva historia repitiendo tu frase de poder:

 “Me doy permiso de crear cambios hermosos en mi vida”.

Me doy permiso de recibir grandes cantidades de dinero en mi vida

Te invito a preguntarte¿Cuánto dinero te gustaría ganar o tener al mes? Esta pregunta te la debes hacer para comprender en cuánto está tu termostato financiero, porque escucho a muchas personas decir yo quiero millones y millones en mi vida, pero cuando hago esta pregunta en alguno de mis talleres, todo cambia, ya la cantidad no es tan grande, e incluso solo con sentir que tienen ese dinero en sus manos, sienten miedo, asco, dolor, peso y muchas más emociones dolorosas que vienen de las memorias del pasado que debemos sanar.

Así que desde hoy conoce con cuánto dinero al mes te sentirías bien y luego comienza a ampliar esa cantidad con una cifra que te sientas cómodo-a, así cuando menos lo pienses tendrás ese dinero en tus manos.

Repite tu frase de poder para hoy y comienza a transformar tu relación con el dinero:

¡Me doy permiso de recibir grandes cantidades de dinero en mi vida!

Me doy permiso de descansar

Cuando tenemos un mandato de no descansar, dejamos la alegría, el disfrute, el compartir, el intimar y el mismo descanso a un lado. Quizás eres uno de los que aun cuando estás enfermo-a, te cuesta quedarte en cama o sacar un poco de tiempo para ti.

Descansar es algo esencial que necesitamos todos las personas, porque cuando te consientes, te mimas y sacas tiempo para ti, tu cuerpo se llena de energía, de amor, de bienestar y le estas dejando claro a la vida que sí puedes tener tiempo para ti.

Si por algún motivo repites frases como estas: No tengo tiempo para mí, debo estar pendiente de mi familia, no tengo tiempo para descansar, o es más importante esto o aquello, muy probablemente tienes este mandato y te sugiero que empieces a sanar y transformar tu vida repitiendo tu frase de poder:

¡Me doy permiso de descansar!

Me doy permiso de ser mujer y difrutar mi feminidad

Si por algún motivo vienes de un clan o familia en el que las mujeres han sufrido maltrato físico, verbal o psicológico, es probable que tu inconsciente por supervivencia te enseñara a ser más fuerte, a ser dura, más proactiva o demasiado trabajadora, a llevar las riendas de la familia o de la relación.

«El pero o conflicto» llega cuando deseas vestirte con vestidos, faldas, o cuando quieres usar maquillaje, lucir más femenina o ser más delicada y tierna o quieres soltar todas esas cargas que por tanto años te echaste al hombro y como grabaste en tu mente inconsciente que “tenías que ser dura, fuerte, etc.”, no lo consigues.

Sin embargo, es el momento entonces cuando tu mente y tu corazón comienza a pedir un cambio, es aquí cuando comienzas a querer sanar, porque ya quieres una vida diferente, porque comienzas a comprender que ya no es necesario continuar suprimiendo tu feminidad solo por historias del clan.

Hoy comparto contigo tu frase de poder:

¡Me doy permiso de ser mujer y disfrutar mi feminidad!

Me doy permiso de terminar todo lo que comienzo

Procrastinar, comenzar y dejar las cosas a medias; es una queja que escucho con mucha frecuencia en mi consulta y esto limita los sueños, la economía y el bienestar de quienes lo viven.

Si esto también pasa en tu vida, debes conectar con tu niña interior para comprender el origen de tu herida, que puede venir incluso desde el momento de tu nacimiento. Si al nacer necesitaste ayuda, naciste con fórceps o por cesárea bien porque la vida de tu madre o la tuya estaban en peligro o por cualquier otra razón, de alguna manera tu primera autonomía que es el nacimiento, se vio afectada y ese proceso que tú comenzaste y que debía ser natural, fue interrumpido, no lograste terminarlo y necesitaste ayuda. Muy posiblemente debido a ello, sueles necesitar ayuda o aplazas hasta el último momento.

Por ello, hoy te invito a repetir tu frase de poder:

¡Me doy permiso de terminar todo lo que comienzo!

Me doy permiso de merecer

¿Te gusta el dinero, el amor, el placer, la felicidad? Si tu respuesta es un sí, quiero decirte que me hace súper feliz, ahora hay que revisar que tanto sientes que mereces esto ¿y por qué? Ya que de acuerdo a nuestro termómetro de merecimiento podemos tener bastante o poquito de todo aquello que deseamos en la vida.

Aquí es cuando las historias de tu niña interior aparecen, por ejemplo:

Quizás en tu infancia solo había para lo suficiente y ahora aunque deseas cierta cantidad de dinero, tu termómetro de merecimiento es muy bajito o por ejemplo papá y mamá siempre peleaban y ahora para ti es súper difícil tener la relación de pareja que deseas.

Por eso hoy comienzas a transformar tu termómetro de merecimiento con tu frase de poder:

¡Me doy permiso de merecer!

Me doy permiso de sentirme seguro

Es normal sentir miedo, porque es una de las emociones sanas, lo difícil o complicado es cuando el miedo te frena, te aleja de tus sueños, te impide lograr tus metas o cuando te paraliza y te impide ir hacia lo que te hace feliz.

¿Y… esto por qué pasa? Porque hay una niña pequeña en tu interior que vivió historias dolorosas en donde se quedó paralizada, donde el huir y alejarse le permitió sobrevivir y seguir adelante y hoy día aunque deseas bendiciones hermosas, hay unas historias que hay que sanar y transformar para que tu niña interior se sienta segura y pueda recibir todo lo bueno que la vida tiene para ti.

Entonces te invito a repetir tu frase de poder:

¡Me doy permiso de sentirme segura(o)”

Me doy permiso de amarme a mi misma

Te cuento que el poder del amor propio puede transformar tu vida de una forma maravillosa.

Cuéntame ¿para ti qué significa el amor propio?

Para mí el amarme a mí misma es sentir cada día que soy un ser valioso, que aporto al bienestar de la humanidad, es poder dedicarme a lo que amo, sacar tiempo para mí y descansar, disfrutar de mi relación de pareja, compartir con mis seres queridos, tener un negocio próspero, regalarme masajes, etc. Sin embargo, no siempre fue así; fue necesario pasar por un proceso de sanación para transformar a mi niña interior y cambiar mi historia.

Por ello hoy te invito a sanar y transformar tu historia con esta frase de poder:

¡Me doy permiso de amarme a mí misma!

Me doy permiso de reclamar

¿Recuerdas algún momento de tu infancia en donde te quitaban algo tuyo y no podías hacer nada?¿o en donde ibas a dar tu opinión y te decían ¡cállese!?

Te lo pregunto porque esta puede ser la explicación a muchos momentos de adulta en los que quieres reclamar o te dices que quieres algo mejor, pero; sientes miedo, dudas, estás nerviosa o te da rabia y reclamas de forma agresiva, creando así los resultados que no deseas.

¿Cuéntame si te gustaría reclamar de forma tranquila, amorosa y segura?

Hoy te comparto tu frase de poder para que empieces a sentir esas emociones:

¡Me doy permiso de Reclamar!

Me doy permiso de recibir caricias

¿Te gustaría que la vida te diera caricias?

Recibir y dar caricias hace parte de nuestra vida cuando sanamos a nuestra niña interior, cuando le damos el poder y el reconocimiento a ella, cuando le quitamos el poder a la herida o historia del pasado que nos limitó. Esas historias limitantes pueden ser las descalificaciones que escuchaste como: «quítese de ahí», «lástima que no lo aborté», o «usted no merece nada “o incluso, cuando en casa solo se recibían golpes y nunca hubo una manifestación de afecto o cuando solo se sentía el frío de la soledad y muchos más recuerdos dolorosos del pasado.

Estas historias limitan nuestro termómetro interno de caricias, haciendo que solo se reciban unas cuantas y eso con mucha dificultad. Por eso hoy te invito a aumentar ese termómetro de caricias repitiendo tu frase de poder: ¡Me doy permiso de recibir caricias»

Me doy permiso de colaborar y trabajar en equipo

Darse el permiso de trabajar en equipo y ayudar a otros, te permite vivir la experiencia de la comunidad, la manada, la tribu o incluso la familia. Es una experiencia que te recuerda que no estás solo en el mundo, que haciendo el bien y confiando en otros, tu vida puede ser mucho más fácil y hermosa.

Así que te invito a sacar un poco de tu tiempo y ayudar a una persona con una pequeña acción, este simple ejercicio puede transformar tus pensamientos y emociones.

Y si por algún motivo no te es tan fácil el trabajar en equipo o ayudar a otros, te invito a repetir tu frase de poder para disfrutar y transformar tu vida: ¡Me doy permiso de colaborar y trabajar en equipo!

Me doy permiso de recibir

¿Te gustaría recibir toda la abundancia que el universo tiene para ti? Como recibir grandes cantidades de dinero, recibir el amor de tu pareja, familia o hijos, recibir regalos súper hermosos y mucho más.

Para comenzar a recibir toda esta abundancia hay que revisar primero las creencias que tenemos sobre recibir, por ejemplo: el dinero llega fácil o rápido o si por el contrario tus creencias son como: “el dinero es sucio”, “tengo que trabajar muchísimo” o “el dinero trae dolor y muerte” o “Si Tengo dinero tengo que dar mucho”, o “solo me llegan regalos de x o y persona” y así sucesivamente.

Cuéntame aquí en los comentarios cuáles creencias crees que tienes tú y ¿Qué tan fácil te es para ti, recibir?

Una vez reconoces las creencias limitantes te será muchísimo más fácil sanar. Hoy continua tu sanación; repitiendo tu frase de poder: ¡Me doy permiso de recibir!

Me doy tiempo de darme todos los gustos que quiera

¿Te gustaría disfrutar de todos los placeres que tiene la vida para ti? Como viajar a lugares maravilloso, disfrutar tu relación de pareja, dedicarte tiempo para ti y mucho más…

Todo esto es posible cuando le damos a nuestra niña interior los permisos que por tanto tiempo su corazón ha estado esperando, cuando decides sanar y transformar tu historia.

Recuerda, siempre hay frases, heridas, momentos por sanar con papá, mamá, ancestros y las personas que hasta hoy nos hicieron de espejo. Lo importante es tomar la decisión de sanar y transformar tu vida. así que repite tu frase de poder: ¡Me doy permiso de darme todos los gustos que quiera!

Me doy permiso de sentirme segura con mi cuerpo

Tu cuerpo es el templo sagrado con el que has venido a este mundo a gozar de todas las experiencias maravillosas y algunas un poco dolorosas.

Hoy quiero recordarte que este templo es hermoso así seas alta, bajita, gorda, delgada, si quizás tienes dudas sobre tu cuerpo puede ser por frases dolorosas que aún están dentro del corazón de tu niña interior. frases como: «esa barriga tan fea», o «te verías mejor con unos kilitos menos», o «te verías mejor si fueras más alta» o «a los gordos solo los quiere la mamá» o «dientes de conejo» o «cuatro ojos” y muchas más.

Cuéntame ¿Qué otras frases te llegaron a decir cuando eras más pequeña?

Me doy permiso de aceptar mi imperfección

Tus padres trajeron a este mundo la creación más perfecta y hermosa, solo que la sociedad vende estereotipos o crea máscaras de aquello que se supone debería ser, reflejando en ti las pequeñas heridas del pasado, en donde tu mente inconsciente recuerda esas frases llenas de sarcasmos y dolor como: “estas gorda”, o “te ves muy fea”, o «eso no le combina para nada», «de tal forma o con tal estilo te veías mejor».

Estas frases escuchadas, dejaron heridas que probablemente han creado en ti, inseguridades.

Te recuerdo que cada pequeña imperfección o detalle que hay en ti, te hace única y si para algunas personas no es agradable, para otras estará bien. Así que hoy quiero que repitas tu frase de poder: ¡Me doy permiso de aceptar mi «imperfección»!

Me doy permiso de pedir

¿Sabes lo delicioso que es pedir y recibir eso que pedimos? Cuando tenemos permiso de pedir nos sentimos tranquilos y seguros, sabemos que de eso tan bueno sí hay tanto, podemos expresarnos con más tranquilidad.

Pero si este no es tu caso, puede ser porque hay una pequeña niña en tu interior a la que le dijeron: «solo hay lo suficiente» o «para qué pide si sabe que no hay», o «le prohíbo pedir algo a los demás», o Quizás sentías que si pedias te podían juzgar o maltratar.

Estas historias hacen parte de un pasado que te acompaña siempre porque está en tu memoria inconsciente y es esta información la que aparece justo en el momento cuando tú quieres le quieres pedir un aumento de salario al jefe o cuando quieres pedir algo a tu pareja, amigos o familiares.

Por ello hoy te invito a gozar del permiso de pedir la riqueza que el universo tiene para ti, repitiendo tu frase de poder en voz alta: ¡Me doy permiso de pedir y de recibir lo que deseo!

Me doy permiso de confiar

¿Qué tan fácil es para ti confiar? Confiar en el universo o en tu familia o en tu pareja o en las personas en general.

Te lo pregunto porque cuando no confiamos, la vida se torna más difícil, aparece el «yo solito puedo con todo», el «yo solito lo hago» y así te vas llenando de tantas cargas que lo único que harán en tu vida es que todo sea más difícil y complicado.

Por ello hoy quiero que comiences a confiar en la vida, en las personas que acompañan tu camino, en ti mismo(a) y con ello puedas recibir todas las bendiciones que han estado esperanto por ti. Así que repite tu frase de poder en voz alta: ¡Me doy permiso de confiar!

Me doy permiso de aprender de forma facil y rapido

En ocasiones, ciertos temas nos son difíciles de aprender y hoy te quiero contar que esa limitación o dificultad viene de la grabación que hizo tu niña pequeña, una niña a la que quizás mamá o papá le dijeron «tú no sirves», «mira como escribes o dibujas de feo» o «mejor no opine, quédese callada» o «Solo sabes decir tonterías»

Esta frases se queda en ti creando un mandato de no aprender y aunque quizás ya hayas terminado la universidad o tengas mucho estudios, en algún momento llegaste a pensar que «es muy difícil» o ¿por qué soy tan tonta? o ¿por qué no es más fácil? o incluso llegaste a sentir rabia con el estudio porque ese aprendizaje le estaba recordando a tu niña interior el pasado doloroso.

Por eso hoy deseo que el conocimiento sea para ti más amoroso, fácil y placentero. Así que repite tu frase de poder y transforma tu historia.¡Me doy permiso de aprender de forma fácil y rápida!

Me doy permiso de sentirme capaz y poderoso

Cuéntame cómo te quieres sentir hoy ¿Capaz, poderosa/o, fuerte, hermosa/o, feliz?

Cuando empiezas tu día dejándole claro al universo cómo te quieres sentir, tu niña interior se llena de poder y aunque lleguen aquellas piedras en el camino que son el reflejo de nuestras historias pasadas por sanar, tú reaccionas de una forma más poderosa porque has decidido tener un día maravilloso y en el que estás lleno(a) de poder.

Y, si por algún motivo sientes que hay una piedra que obstaculiza que pasen las cosas buenas en tu día, te invito a repetir tu frase de poder, para comenzar a crear una vida diferente.

Repite en voz alta tu frase de poder: ¡Me doy permiso de sentirme capaz y poderoso(a)!

Me doy permiso de abrazar

¿Sabes? Es tan bonito y hermoso cuando podemos recibir un abrazo de aquella persona que queremos o amamos o cuando podemos abrazar la vida en general.

Sin embargo, cuando hay heridas de abandono o rechazo, nuestra niña interior repele ese cariño o incluso hasta un abrazo le duele.

Quizás en tu interior hay una pequeña niña a la que le duele abrazar la vida, recibir o tomar lo bueno de ella, porque sus padres le dijeron: «esto no es para ti», o… «espera», o «quítese de ahí» y estas frases negativas se van quedando guardadas dentro de nuestra piel, hasta que un día dices:¡No más!; hoy quiero abrazar la vida, hoy quiero soltar este peso de mis brazos o me quiero sentir bien y justo llega a ti esa frase de poder que llena tu corazón; hoy te invito a repetir en voz alta tu frase de poder:

¡Me doy permiso de abrazar y de ser abrazada!

Me doy permiso de ser mamá

Conoces qué historias de dolor hay en tu familia relacionas con ser mamá?

Te lo pregunto porque una vez en mi consulta una mujer no podía quedar en embarazo. Cuando llegamos a la memoria inconsciente que estaba originando el conflicto emocional, se debía a que su abuela había muerto al parir a una bebé que luego se convirtió en la mamá de esta consultante, por lo tanto para esta mujer, dar a luz era igual a peligro de muerte.

Por eso es muy importante revisar las historias de nuestros ancestros. Hoy comenzarás a sanar esa memoria y transformar esa emoción con esta frase:

Me doy permiso de transmitir vida, me doy permiso de ser mamá.

Me doy permiso de disfrutar mi sexualidad

Cuando somos pequeños, nuestros padres en su infinito amor sienten que al corregirnos o decirnos frases como; «no se toque ahí», «por qué esta haciendo eso tan sucio» o «el sexo es sucio o es un pecado» o incluso solo con una mirada de desaprobación cuando en algún momento estabas explorando tu sexualidad, pueden llegar a crear en ti una herida o mandato de no disfrutar la sexualidad.

Por ello es posible que actualmente para ti, la sexualidad sea algo doloroso, o desagradable, o poco placentero o incluso que logras disfrutar plenamente como lo deseas.

Hoy quiero que comiences a transformar esa herida o mandato con esta frase:

¡Me doy permiso de disfrutar mi sexualidad en libertad!

Me doy permiso de crecer

Uno de los más grandes sueños es crecer… Crecer en tu Negocio, crecer en tu relación con el dinero, crecer en tus relaciones amorosas, crecer emocionalmente..etc.

Cuando la vida se torna un poco dificil o comienzan a aprecer diferentes retos y conflictos es posible que en tu memoria hay un mandato de no crecer y este mandato limita casi toda tu vida, creando así muchas situaciones que no quieres.

La buena noticia es que puedes comenzar a transformar ese mandato y tomar el poder de tu vida Repitiendo esta poderosa frase: ¡Me doy Permiso de Crecer!

¿Estás listo(a)?

Me doy permiso de pertenecer

Todos los seres humanos necesitamos pertenecer a algún lugar, a un grupo o comunidad. Somos seres de manada.

¿Sientes que no perteneces a ningún lugar? o ¿Sientes que por más que des o hagas nadie reconoce o aprecia tu valor?

Posiblemente hay una niña pequeña dentro de ti, esperando ser vista o reconocida por mamá y papá. Estas memorias de la infancia nos acompañan siempre, hasta que decidimos transformarlas y hoy puedes comenzar a crear una nueva emoción en tu corazón y en tu mente al repetir:

Me doy permiso de Pertenecer, me doy permiso de ser parte y sentirme parte de…

¡Cuéntame cómo te va con esto!

Me doy permiso de intimidar en mis relaciones

¿En algún momento sientes que no puedes intimar? Es decir estar cerca y compartir momentos íntimos y profundos con las personas que quieres (pareja, familiar, amigos).

No intimar, es un mandato que quizá recibiste cuando tus papás no te demostraron el amor que tu necesitabas, o cuando te sentiste rechazado(a).

La memoria que grabaste fue que no intimar o no demostrar amor es normal, y llegaste a la conclusión de «no puedo expresar lo que siento».

Tú puedes transformarlo reconociendo que son historias de ellos y al crear una nueva emoción y pensamiento al repetir lo siguiente:

Me Doy Permiso de Intimar en Mis Relaciones, me doy permiso de estar cerca.

Me doy permiso de tener la relación de pareja que si quiero para mi vida

Cuando no tienes la relación que sí quieres en tu Vida, puede ser debido a las memorias de lo que viste de las relaciones de Pareja de tus Padres.

Si tus papás vivieron separación, infidelidad, o dolor, quizá eso fue lo que grabaste en tu mente y en tu corazón…

Tú puedes transformarlo al reconocer que son historias de ellos y al crear una nueva emoción y pensamiento repitiendo con mucha emoción y amor, lo siguiente: Me Doy Permiso de Tener la Relación que Pareja que Sí Quiero en mi vida.

Por qué no fluye mi relación de pareja?

¿Por qué muchas veces queremos algo y el resultado que obtenemos es otro totalmente opuesto? ¿Qué es lo que sucede?

Es importante que tengamos presente que nuestra mente, quienes han trabajado mucho con la mente hacen una comparación, la asemejan a un iceberg, a un témpano de hielo, lo que vemos nosotros encima de la superficie del mar es una parte pequeña, en cambio, lo que hay en el fondo es enorme en relación con lo que se ve arriba.

Más o menos así se compara la mente, nuestra mente consciente es como la parte que está por encima de la superficie del mar, esto equivale a un 5% y lo que hay en nuestra mente inconsciente es un 95%.

Por lo tanto, si una persona quiere tener el amor de su vida, quiere amar, quiere vivir en pareja, si esa persona cuando la estaban concibiendo, el papá estaba odiando a la esposa y la esposa estaba odiando a ese hombre, que aunque es su esposo no lo ama porque es alcohólico, porque la trata mal, con brusquedad y grosería, ese bebé de manera inconsciente el proyecto o la proyección de la mamá de odiar a los hombres y trae el proyecto o la proyección del papá de odiar a las mujeres.

Si es una bebé (mujer), se va a odiar a sí misma y también va a odiar a los hombres. Por lo tanto, va a ser muy difícil encontrar el amor para su vida porque no hay una “mielita” de donde se pueda pegar el amor de un hombre.

Entonces, a esos hombres puede que esa mujer los seduzca, sea capaz de conquistarlos, puede que parezcan enamorados durante un corto periodo de tiempo y después se van. Porque la mujer en ese caso no sabrá respetarse ni a sí misma ni al otro.

También, a nivel de dinero por ejemplo, una persona puede desear tener dinero. Sin embargo, esa persona vivió una situación dramática, difícil o dolorosa respecto al dinero, lo que la lleva a pensar que para conseguir ese dinero le tiene que doler. 

Con ese pensamiento va a ser muy difícil lograr el objetivo de tener mucho dinero debido a que va a sentirlo como algo doloroso. Por eso es muy importante que encontremos qué es lo que sucede, cómo grabamos lo que grabamos en nuestra mente inconsciente y eso cómo nos está impidiendo conseguir lo que realmente deseamos a nivel consciente.

Qué es el Guion Mental Personal?

El guión mental personal es la película que hicimos en nuestro inconsciente cuando éramos pequeños. Es muy importante que tengamos presente que haya, y entonces cuando estábamos pequeños, esa película y esas grabaciones e incluso esas creencias que grabamos nos sirvieron para sobrevivir aquí y ahora ya no nos sirve porque estamos dando las mismas respuestas de cuando éramos pequeños.

A situaciones que son completamente diferentes, solo que como están grabadas en nuestra mente inconsciente como una solución de supervivencia, pensamos que nos sirve o ni siquiera pensamos porque es que eso es del inconsciente, por lo tanto está automatizado y estamos dando una respuesta reactiva. 

Yo voy a mencionar hoy uno de los elementos que componen ese guión o película que grabamos en nuestro inconsciente y se llaman los preceptos impulsores. ¿Impulsores de qué? Del guión. Entonces, a su vez impulsan, por ejemplo, a otro de los elementos de guión que se llaman los mandatos. 

Sin embargo, me voy a centrar en este momento a hablar de los impulsores de guión. Son seis los impulsores del guión. Uno de ellos se llama El C perfecto. Las personas que tienen un C perfecto viven sufriendo mucho porque se están sintiendo frustradas constantemente.

Debido a que, como los impulsores de guión son los que dan las características de personalidad de cada ser humano, entonces esa persona que tiene el impulsor de C perfecto le cuesta mucho, sobre todo terminar algo. ¿Por qué? Porque le está faltando. Por ejemplo, si es en un trabajo, le está faltando el punto, la coma, la tilde.

Es que no me gusta este pedacito como lo redacté. Siempre le está faltando algo. Por eso son personas que viven frustradas constantemente. Tienen a su vez entonces un mandato de no terminar, que ya dije que los impulsores empujan o arrastran a los mandatos. Y además de eso también les cuesta empezar algo. 

¿Y por qué? Porque son personas que dicen si no me va a quedar perfecto, ¿para qué lo comienzo? De hecho, hay un ejemplo de una persona que quería o consultó porque ella quería embarazarse, quería con su esposo tener hijos, sin embargo no lo lograban. 

Entre otras de las cosas que encontramos para que no lograra embarazarse era que ella quería ser la esposa perfecta, la madre perfecta, la empresaria perfecta y la terapeuta, porque también se estaba formando como terapeuta la terapeuta perfecta. Eso es bastante difícil, ¿sí? 

De donde le venía a ella el tema de que cuando su madre se embarazó y fue a tenerla a ella, la madre decía tengo que anularme para ser la madre perfecta. Por lo tanto, esa mujer con ese C perfecto, si ella embarazarse y ser madre le implica, me tengo que anular entonces como esposa, me tengo que anular como empresaria, me tengo que anular como terapeuta para poder ser la madre perfecta y quiere ser perfecta en todo, le va a ser muy difícil. Fue tanto que finalmente desistió de ser madre, ella decidió entonces mejor me voy a dedicar a ser esposa y empresaria y terapeuta.

Entonces el C perfecto son personas que viven frustradas, les cuesta empezar, les cuesta terminar y todo les tiene que quedar perfecto. 

Ahora, sigo con otro de los impulsores. Otro de los impulsores es el C rápido. El C rápido son las personas que viven en pugna contra el tiempo. Tienen que estar corriendo, corriendo, corriendo, corriendo a toda hora y precisamente para estar corriendo, procrastinan, viven aplazando, aplazando, aplazando, porque la característica de personalidad es que como ellos tienen que estar corriendo, entonces si yo aplazo a la última hora, voy a correr. 

Entonces, se levantan temprano, se toman un cafecito, quienes fuman, se fuman el cigarrillo, hacen algo, se sientan, piensan, hacen una cantidad de cosas antes de realmente hacer lo que deben hacer y a última hora. Uy, ya me cogió la tarde, voy a llegar tarde al trabajo. Salen corriendo. Finalmente llegan tarde, porque es que lo que hace este impulsor es que tengo que estar corriendo ¿si? 

Comentaba con una chica o para que miremos cada impulsor y cada elemento del guión tiene un origen, viene de alguna parte, ¿sí? De alguna parte de nuestra historia de vida. Entonces una chica decía mira, yo vivo a reventar, yo vivo todo el tiempo corriendo. Mi hija me dice mami, calma, pero yo siento que tengo que correr, tengo que hacer todo, tengo que vivir buscando maneras creativas de cómo hacer para que el tiempo me rinda más.

El tiempo va a rendir lo mismo. ¿Si? Ella se puso y digo se puso porque es de manera inconsciente que al estar en pugna contra el tiempo y siendo la tiroides la glándula que regula el tiempo, ella llegó a ser un cáncer de tiroides. Y a pesar de eso no acabó de aprender la lección. Sobrevivió al cáncer, está bien y no terminó de aprender la lección. Y haciendo un trabajo encontramos además, y esto es importante, que antes de ella hubo una niña en la familia, o sea, nació la primera bebé, era querida, adorada por sus padres y con 20 días de nacida se muere la niña. 

¿Qué pasa? Hacen a esta otra bebé para reemplazar a la que murió. Entonces esta chica tenía que vivir el tiempo propio, o sea, el de ella, más el tiempo que no vivió su hermana mayor porque murió muy pequeña. 

Las personas entonces que tenemos, porque ahí me incluyo yo, el impulsor de ser rápido, tenemos la tendencia a procrastinar, a aplazar, a dejar todo para lo último. ¿Para qué? Para después estar corriendo, porque es que en eso consigue consiste el impulsor. Tengo que hacerlo todo muy rápido. ¿Si? Finalmente no se consiguen muchas cosas. Y aquí voy a empatar el ser rápido con el otro impulsor que se llama El C Tratador. Entonces las personas con un C Tratador están tratando, luchan y luchan y se esfuerzan.

Estos son que cuando, por ejemplo, sobre todo en Medellín, las personas «¿Qué hubo, cómo estás»? Ahí en la lucha, luchándola, siempre se la pasan luchando, intentan encontrar un trabajo, intentan conseguir una pareja, intentan terminar una carrera, no lo logran. ¿Por qué? Porque es que el mecanismo de ese impulsor es para estar intentando y no lograrlo, porque ahí lo que vale o lo que importa es la lucha, el esfuerzo. 

Y entonces después… «Hay pobrecito mi hijo, cómo se dedicó y cómo se esforzó de bastante. Y no pasó, no pasó a la universidad, pero es que el sí, el sí se esfuerza». «Ay, no vea es que él pasa hojas de vida, él intenta encontrar trabajo y no consigue trabajo. ¿Sí? Obviamente se pasan intentando. 

Y quiero hacer hincapié en que muchas veces un C Rápido que lo acabé de mencionar enmascara a un C Tratador. ¿Y esto por qué? Porque las personas que están tratando también se esfuerzan mucho y también hacen todo rápido, rápido por lo general. Y además de eso, quien está tratando se pone muchas metas y metas muy grandes, muy grandes. 

Entonces, ¿para qué? Para no lograrlo, porque lo que importa ahí es no lograrlo. Yo le preguntaba a una amiga que tiene un C Tratador más grande que una catedral y le decía: «Dime ¿Qué cosas haces tú para seguir tratando?» Pues dentro del guión y dentro del impulsor.

Y me decía mira, yo me tardo todo un día para arreglar mi habitación, incluyendo mi armario, y después necesito tres minutos para tenerlo todo desordenado. Entonces, ¿Qué pasa? Está gastando un tiempo valiosísimo, está tratando de estar ordenada ¿Sí? Por supuesto, habitualmente quienes tienen un C Tratador también viven desordenados, porque es que como está desordenado «aquí adentrico», también está desordenado «ahí afuerita». ¿Sí? 

Bueno, otro de los impulsores de guión es el C Complaciente. Las personas que van de complacientes por la vida son además o están mejor para darle la oportunidad de que lo cambien, están de salvadoras. Entonces son personas que no se permiten decirse sí a sí mismos casi nunca. 

Lo más importante son los otros y están haciendo y haciendo y haciendo por los demás. Tengamos muy presente ser complaciente, igual a ser salvador, ¿sí? A estar haciendo por los demás lo que los demás por lo general no le han pedido y muchas veces no lo necesitan. La mayoría de las veces un C Complaciente se olvida de sí mismo, puede estar desordenado o desordenada. 

Una mamá que está, voy a decir una palabrota, literalmente castrando a sus hijos. Porque le está resolviendo la vida, porque les está haciendo todo, porque cuando ya el hijo o la hija son capaces de buscarse su ropa, la mamá le dice no, no, no, tú no lo haces, que tú no, no lo hagas, que tú no sabes elegir la ropa, yo te la voy a elegir.

Es que tú no sabes combinar. Me contaban hace poco en un curso de Guión Mental Personal que di, me decían: La mamá, la muchachita tenía diez años y la mamá le daba la comida con cuchara a una muchachita de 10 años. Con eso la está inutilizando por completo porque le está diciendo tú no sirves, tú no vales, tú no eres capaz de nada en esta vida. 

Por supuesto, esa mamá también tiene un enredo muy grande. Entonces los C Complacientes son personas que están haciendo todo por los demás. Se olvidan de sí mismos ¿Sí? Y, no se cuidan, no cuidan su aspecto, están dando una ayuda irrelevante que el otro no necesita ni le ha pedido. 

Otro de los impulsores es el C Diferente. Son las personas que desde pequeñas les decían no te juntes con los Ochoa o no te juntes con los no sé qué, porque nosotros somos muy diferentes a ellos. Entonces las personas que son diferentes tienen las enfermedades más raras del mundo. Vea, es que esta enfermedad solamente le da a 1 entre 10.000 y yo soy ese 1 de 10.000. 

Es que lo que me pasa a mí es muy especial, es que a mí me gustan las cosas muy diferentes, es que yo soy muy diferente de todos los demás, dicen las personas que tienen el impulsor de C Diferente. Por supuesto, por lo general son «la oveja negra» de la familia, son los que se sienten «el patito feo», son las personas que sienten que no encajan en ninguna parte, no logran pertenecer a un grupo o a una comunidad porque ni a su familia siquiera.

¿Por qué? Porque se siente que son diferentes de los demás, se comportan de manera diferente también van incluso como contra ritmo y contracorriente con todo. Una persona con un C Diferente también sufre mucho. De hecho, hay casos extremos de C Diferente. 

Las personas por ejemplo, que se que se tatúan absolutamente todo el cuerpo, que se ponen como unos cuernos como si fueran un cocodrilo, que se hacen cuernos, que se cortan la lengua y se ponen la lengua bífida, eso es un caso ya extremo y patológico de tener un impulsor, de C Diferente. 

Y el último de los impulsores no quiere decir que tengan un orden, sino el último en mencionarlo. Se llama el C Fuerte. Las personas que tienen un impulsor de C Fuerte son personas que les cuesta muchísimo expresar sus sentimientos, sus emociones, sobre todo, si es un hombre. Ese no puede sentir miedo, ¿pues cómo si soy tan macho? Y, si es una mujer, a las mujeres especialmente lo que más nos han prohibido que expresemos es sobre todo la rabia. 

A las mujeres nos han dado mucho permiso de llorar, de expresar la tristeza, de expresar el miedo, más no tanto la rabia.  

Entonces las personas que tienen el impulsor de C Fuerte sobre todo no pueden demostrar ninguna fragilidad porque para ellos expresar lo que sienten, incluyendo, por supuesto el amor ¿Amor? Eso es ridículo. Y de hecho tienen frasecitas como no, no, no, vive sin ridículos sentimientos. 

No, yo prefiero vea es que cuando yo me estoy enamorando en una relación salgo corriendo. ¿Sí? Son personas que inclusive, por supuesto, les cuesta mucho comprometerse. ¿Por qué? Porque la otra persona dice: Pues yo te demuestro amor todo el tiempo, pero tú a mí no me demuestras nada. ¿Cómo sé yo que me quieres? Les cuesta mucho comprometerse.  

Entonces son personas que no pueden expresar sentimientos, entonces son también como el hombre, el hombre roble, la mujer maravilla, ellos tienen que poder con todo y arreglárselas con todo. 

Por supuesto, cargan también con lo que no les pertenece. De hecho, muchas veces hacen cosas que se llama parentalización cuando hablamos el transgeneracional, el árbol genealógico y los desórdenes que se hacen en el amor que por ejemplo les tocó desde muy pequeños pasar a ser el papá o la mamá de sus padres, o de uno de los dos, o inclusive el papá o la mamá de sus hermanos o hermanas.  

Entonces el impulsor de C Fuerte son las personas que no se permiten expresar sus sentimientos. Por supuesto que les va a dar mucha dificultad estar bien en una relación de pareja por ejemplo, porque no son capaces de expresar ni el amor, ni la tristeza, ni el miedo, ninguna de las emociones sanas.

Como ya hemos visto entonces seis impulsores o preceptos impulsores de guión, arrastran otro elemento de guión, entre otros, que es a los mandatos. Entonces con ellos actuamos, por ejemplo, mandato de no pertenecer, mandatos de no ser pareja, mandatos de no amar, mandatos de no lograr lo que es el C Tratador, mandato de no tener éxito o no triunfar, mandato de no vivir el tiempo. ¿Si? A mi ritmo, que es el del C Rápido. 

Y, tengamos presente, podemos salir de esos preceptos impulsores, de estar actuando esos preceptos impulsores, porque como dije al principio, son elementos que conforman ese Guión Mental que hoy día está dificultando nuestra vida.  

Por lo tanto, yo me doy cuenta primero de que estoy actuando un precepto impulsor, o dos o tres, porque unos enmascaran a otros y lo puedo desactivar. 

Me doy el permiso de vivir el tiempo a mi ritmo, me doy el permiso de lograrlo, me doy el permiso de expresar mis sentimientos, me doy el permiso de equivocarme y corregir, y aprender la lección. Adquirir experiencia. 

Me doy el permiso de pensar primero en mí misma y después en los demás y así dejó de complacer, y me doy el permiso de parecerme y actuar parecido a los demás, porque de hecho ya me parezco. Entonces, me doy el permiso de actuar parecido a los demás y de pertenecer a un grupo, a un clan, a una familia.

Descubre cómo sanar la relación con el dinero

Hola, hace unos días empecé a atender a una chica en terapia. Es una chica que es emprendedora y tiene un negocio muy importante, se trae un negocio muy importante entre manos en el que quiere tener éxito y ella dice: «Es que a mi me encanta el dinero, me encanta, me encanta, yo quiero tener mucho dinero, yo quiero ser millonaria». 

Sin embargo, hay una frase de Alejandro Jodorowsky que a mi me encanta, que dice: «Si hay algo que deseas mucho y no lo tienes es porque no tenerlo es la solución». Y yo le agregué, es la solución para el inconsciente. 

Pues bien, en un momento dado de la consulta yo le pregunté: ¿Qué es lo que no te gusta de ti? Y me dice: «Que me guste tanto el dinero». Así que hay una incongruencia, ¿verdad? 

Pues por una parte quiere ser millonaria y por la otra no le gusta que le guste el dinero. Y le pregunto: ¿Qué es lo peor que puede pasar entonces si consigues dinero? «Que a mi familia no le guste». 

Pues bien, si tiene esa incongruencia, quiere dinero y piensa que su familia se va a molestar si ella consigue todo el dinero que quiere. La solución para su inconsciente es no tenerlo.

¿Por qué? Porque todos queremos ser aceptados, amados y reconocidos por nuestro clan. Ella piensa esa era la película que ya se contaba en realidad, porque su familia ha tenido dinero y tienen dinero y ella pensaba que su familia se iba a molestar si ella conseguía mucho dinero. 

Entonces, es importantísimo trabajar las creencias limitantes que tenemos, las películas y las historias que nos contamos y que no haya una incongruencia entre lo que quiero y el resultado que voy a obtener. Porque entonces, va a ser muy difícil conseguirlo. 

También es interesante, al encontrar todas esas cosas, ya ella puede llegar a tener sus propias creencias, sus propias ideas y decidir que independientemente de que le guste o no a su familia, ella va a lograr sus metas.

Descubre algunas causas de la infertilidad

¿Qué es lo que hace que muchas mujeres sin desear embarazarse, a la primera se queden en embarazo? y, ¿Qué es lo que hace que otras mujeres con su pareja luchan y luchan por embarazarse, se hacen tratamientos y no lo consiguen? ¿Qué pasa? Hay muchas causas.

Entre otras, podemos buscar por ejemplo en el transgeneracional, en el árbol genealógico, si hubo bebés muertos o mujeres que murieron pariendo, o bebés que se murieron muy pequeños. Eso puede ser una de las causas para que una mujer no logre concebir un bebé.

Otra de las causas puede ser, por ejemplo: Una pareja quiere tener hijos, resulta que para esta mujer, un factor más determinante fue que cuando estaba joven se fue de paseo con su novio para el mar, en el aeropuerto cuando los estaba despidiendo la mamá de ella le dijo: “ se van dos, que no regresen tres”, con eso la chica tuvo una prohibición, un mandato de no ser madre. Este fue el factor más determinante, ella debió decirle a su madre: “pasó esta situación, quiero que por favor me des el permiso de embarazarme” hoy en día su hijo debe tener alrededor de 8 años.

Otra de las causas, hay una mujer que tiene lo que llamamos un impulsor de ser perfecta, quiere decir que todo le tiene que quedar perfecto. Cuando su madre quedó en embarazo, dijo: “tengo que anularme para ser la mamá perfecta” esta mujer es empresaria, es terapeuta, es esposa. Le va a ser muy difícil además de todas estas cosas, ser la mamá perfecta. Y ella piensa que como no logra serlo, entonces mejor no embarazarse.

Puede haber muchísimas causas inconscientes, la persona a nivel físico y biológico, todo su aparato reproductor le funciona de maravilla, sin embargo, hay unas causas inconscientes, emocionales importantes que hacen que la solución de supervivencia sea no ser madre y por eso, no se va a embarazar.

La buena noticia es que eso lo podemos, una vez lo encontremos, lo sanamos y hacemos el nuevo programa con todos los permisos para que la persona si logre ese objetivo tan anhelado y tan deseado.

Yo vivo feliz, yo les llamo “bebés BioReprogramación” porque hay muchas personas que han venido a consulta de diferentes países a que les ayude para poder embarazarse y tener bebés; y hay muchos niños  y niñas que han nacido gracias a un proceso que han hecho, sanando todas estas historias. ¡Tú también puedes!

Cómo sanar tu vida a través del otro

Me gusta poner muchos ejemplos acerca de los miles de casos que atiendo a diario. Vamos con este que está relacionado con cómo sanar tu vida a través del otro.

Una mujer empresaria me dice en la consulta:

“Tengo una administradora que le cuesta muchísimo que las personas que tiene a su cargo, le obedezcan. Y una de las que tiene a su cargo, es una persona que se molesta cuando le dan una orden a otro o cuando le llaman la atención a las otras personas y también se molesta muchísimo cuando le llaman la atención a ella”.

¿Qué sucede?

Esa persona a la que le cuesta tanto, que le cuesta obedecer y que le cuesta que a sus colegas, a los que están en el mismo rango les llamen la atención por cualquier cosa, con o sin razón, tiene un conflicto de autoridad. ¿Y qué pasa con ese conflicto de autoridad?

Vamos a revisar un poco hacia atrás para encontrar la respuesta.

A ella, su padre no estuvo presente cuando estaba pequeña, prácticamente no la reconoció, por tal motivo, ella vive muy molesta con el papá. 

Esto es algo fundamental porque hay que saber que el padre es la norma, el padre es la autoridad. Entonces, ya de adulta, ella dice que ahora que ya se encuentra bien ahí sí su papá quiere tener más contacto con ella, claro, porque quiere que yo le ayude.

¿Entonces qué sucede? Ese conflicto de autoridad que esa chica tiene con su padre, lo lleva, no sólo a la empresa, sino a todos los lugares donde a ella le vayan a dar órdenes, la vayan a mandar o le digan que haga algo o, donde vea que a otros les están llamando la atención, a quien está viendo es a su papá en esa situación específica

En tales casos, yo normalmente le digo a la persona, por ejemplo a esa jefe. Hay que trabajar con tu administradora y que ella descubra qué pasa que a ella le cuesta conseguir que sus subalternos le hagan caso.

¿Por qué? Porque quienes trabajamos y hablamos de la ley del espejo, decimos para el inconsciente (porque esta es una ley del inconsciente) sabemos que para el inconsciente el otro no existe, todo es yo, lo que yo veo ahí afuera es lo que está en mí, y hay dos opciones.

La primera. Yo veo cualquier cosa que me moleste en el otro. Entonces una opción es, si es de un comportamiento que me molesta mucho en el otro, quizá yo estoy igual o me comporto, o actúo igual que esa persona.

O, si esa no es la opción, porque la persona dice: “Yo no robo, yo no digo mentiras, yo no engaño a nadie, yo no soy grosera.” Habría que revisar un poco, quizás si escarbamos un poco, es posible que encontremos que esa persona se roba, por ejemplo, su tiempo de descanso o se dice mentiras a sí misma. ¿Sí?

Entonces, la clave está en revisar.

Uno de los casos que vi hace poco fue una pareja, donde el esposo comentaba: “Yo le hago una pregunta a mi esposa y ella me contesta con otra pregunta”.

Por ejemplo, le digo: “Mi amor… ¿Qué vas a hacer mañana? Y ella dice ¿Y por qué? O ¿Para qué? Y él se molestaba, hasta cuando entendió eso que acabamos de mencionar anteriormente. 

¿Qué pasaba?

Buscando en su historia, es decir, cuando estaba pequeño, a sus 9 años aproximadamente, le hace una pregunta sobre sexualidad a su mamá y ella le contestó algo que no tenía nada que ver. El niño sabía que esa no era la respuesta, pero él tampoco tenía la respuesta y por eso estaba preguntando.

¿Qué decidió ese niño en ese momento? ¿Si me van a contestar cualquier tontería para qué pregunto? Entonces. ¿Qué sucede? Que sigue atrayendo a su vida personas a las que les hace una pregunta para que le contesten una tontería, como por ejemplo, contestarle con otra pregunta.

De todas formas, ahí se dio cuenta además que él tampoco era específico ni claro en la pregunta que hacía. Por lo tanto, el resultado que iba a obtener tampoco era el deseado.

Entonces, en este caso. ¿Qué me está mostrando esa persona que me contesta con otra pregunta? Si yo hago una pregunta espero una respuesta. ¿Correcto?

Volviendo al caso de la persona que le molesta que le llamen la atención a otro compañero, otra compañera o a sí misma, cabe resaltar que había dejado varios empleos porque tenía ese conflicto de autoridad. ¿Hasta cuándo va a vivir con esto? Hasta que comprenda que a quién está viendo en todos los jefes, sean hombres o mujeres, (como son una figura de autoridad), en realidad a quien ve no es a esa persona en sí, sino que ve a su papá.

Entonces, esas son las dos opciones:

Yo soy o me comporto como el otro o yo tengo algo para sanar al respecto.

Cómo salir de relaciones de dependencia (simbiosis)

Cuando tuve la oportunidad de conocer la teoría de Guión Mental en el año 1992 quedé fascinada de la transformación que sucedió en mí. 

De pasar, por ejemplo, de no ser capaz de decir te quiero, en mi familia no se decían palabras de afecto, no se daban abrazos, no se daban caricias, porque lo que más recibimos eran golpes, castigos, a ser capaces todos a decir te amo, a abrazar, a ser más amorosos. 

Y ver, que todas las personas que pasábamos por los cursos y los talleres de Teoría de Guión Mental Personal con su creador, el Dr. Herinulfo Londoño Correa, decíamos, es que esto marcó un antes y un después en mi vida.

Eso hizo que yo quisiera dedicarme a enseñar Teoría de Guión Mental Personal y durante varios años estuve enseñando en Barcelona y actualmente estoy enseñando, y afortunadamente también, gracias al tema de la pandemia, lo abrimos a nivel online y está permitiendo que muchas más personas puedan vivir esa transformación en sus vidas.

Hoy quiero hablar de un tema que me llama mucho la atención y es la simbiosis (simbiosis viene del griego y del latín moderno) Sim = junto y Bio = vida, es decir, Vida Juntos.

Hay plantas que se necesitan unas a otras, dos plantas que se juntan porque su vida depende de la otra. Hay animales que también viven en una relación simbiótica. Se necesitan el uno al otro para poder vivir.

Y, en los seres humanos la simbiosis durante la infancia es algo normal y sano. Sin embargo, tiene que llegar un momento en el que esta situación debe resolverse. Y es natural porque el bebé y el niño dependen de la mamá. La sobrevivencia de un niño depende de su madre o de su sustituta o sustituto, alguien que le cuide para poder que sea viable en la existencia, para poder que salga adelante.

Llega un momento en que el joven o la joven debe resolver esa relación de dependencia. Esto es algo muy importante porque cuando no se resuelve, se continúa la dependencia a nivel emocional, afectivo, económico, entre otros. 

Y una persona que tiene 20 años, que sus padres le están costeando la universidad y por lo tanto está en casa, digamos que es normal, porque la simbiosis en el ser humano se prolonga, siendo la más larga de todos los mamíferos hasta que termina sus estudios y empieza a trabajar para que su sustento dependa de sí mismo, que sea capaz de proveerse y que a nivel emocional sea capaz de estar y sentirse libre, y no estar dependiendo de una persona para poder estar bien.

Si no se resuelve la simbiosis, ahí es cuando a muchas personas les pasa que dicen “es que sin ti o sin eso, me muero”.

Hay relaciones simbióticas que se hacen con sustancias tóxicas, medicamentos, enfermedades, personas, entonces se prolonga o se continúa y nunca se resuelve.

¿Y ahí qué pasa? O ¿En qué afecta?

En que nos encontramos con hombres y mujeres de 29, 30, 40 años que siguen viviendo con sus padres, siguen dependiendo de ellos y no son capaces de ir a hacer su vida laboral, su vida afectiva con otra persona, a conformar un hogar o una familia. 

Incluso, se ven casos tan extremos donde personas con 30 o más años, sus padres les pagan todas sus cuentas y les dicen: “Tranquilo/a hijo/a que si tú te casas yo voy a proveer y te voy a dar el apartamento o la casa donde vas a vivir.

¿Qué sucede con esta situación?

Estas personas, no solamente se sienten incapaces y están desvalorizadas, sino que además están viviendo dependiendo de los otros.

¿Cómo se puede resolver una relación simbiótica?

Lo primero es que la persona afectada se debe dar cuenta. Porque la simbiosis no resuelta es uno de los elementos que conforman esa película que creamos en nuestro inconsciente durante la infancia. 

No se resolvió la simbiosis, se continúa la relación de dependencia, entonces, la persona tiene que darse cuenta que está dependiendo, que si no está con alguien todo el tiempo, que si no hay una pareja, si no está ahí, no se puede vivir y surgen pensamientos y comentarios tales como:

“Es que yo me siento fatal si mi marido se va, es que nunca en 40 años nos hemos separado. A todas partes hemos ido juntos”. Esto es una clara relación de dependencia emocional en este caso.

Y si además, la otra persona es la única que provee también es una dependencia económica.

Yo, en el curso de Guión Mental Personal me doy cuenta que uno de los elementos de esa película que creamos en nuestra mente durante la infancia es la simbiosis.

Me doy cuenta cuándo y cómo aprendí, cuáles fueron los mensajes que recibí para mantenerme dependiente, quizás escuché frases como estas: “No sirves para nada”, “No vales”, “No vas a llegar a ninguna parte”. 

Quizás desde la concepción me hicieron para que fuera el “bastón para la vejez”, para no irme de la casa nunca, para estar cuidando siempre de mis padres. O quizás, me dijeron que tranquilo/a que me iban a resolver la vida. O el papá o la mamá se molestan (sobre todo la mamá), si es que el hijo consigue una novia y se va a ir de su casa.

O les molesta también que la hija se vaya a ir de casa porque entonces ahora quién me va a cuidar.

Así que, debemos encontrar cuándo, en qué momento y de qué manera grabé que tenía que seguir en una relación de dependencia. Eso puede venir desde la concepción, desde la gestación, desde el nacimiento, tomo consciencia, lo sano y así resuelvo la simbiosis, y puedo cortar con eso que antes era como si siguiera atado al cordón umbilical, como si se mantuviera esa conexión con la mamá, con el papá, con la familia, que luego se a va dar con los amigos, con los compañeros, con la pareja, etc.

Se mantiene, en tal caso cuando ya lo conocemos podemos cortar y así poder seguir adelante en autonomía que a donde debemos llegar, que logre la autonomía a nivel emocional, que pueda vivir sin depender de otras personas, que pueda proveer por mi y que pueda sentirme libre para hacer las cosas que yo quiero en la vida.

Cómo está influyendo en tu vida la forma en que naciste

¿Por qué es importante el trabajo con el transgeneracional y por qué lo incluimos en BioReprogramación?

Porque muchas veces, en la vida de la persona desde que fue concebida, no encontramos la respuesta a algunas enfermedades y a algunos conflictos diversos, bien sea con la pareja, el dinero, sus relaciones, etc.

Por ejemplo, en una ocasión un señor consulta y me dice: “Mi abuelo murió a los 62 años de un infarto, mi padre murió a los 62 años de un infarto, yo tengo 59 años y ya tengo 3 infartos encima”.  ¿Qué pasaba? Estaba en una lealtad invisible, en una lealtad familiar con su clan.

Afortunadamente lo pudimos resolver, el señor ya lleva más de 10 años después de haber cumplido los 62 años. Porque a veces también hay un mandato incluso de no superar la edad en la que murió un miembro importante de la familia.

A nivel de relaciones de pareja también puede haber conflictos porque hay alguna relación, por ejemplo, este hombre se casa con una mujer cuya fecha de nacimiento es la misma que la de su madre, por lo tanto, de manera inconsciente a quien se lleva a casa es a su mamá.

La sexualidad puede funcionar bien al principio, más una vez se cumple la función reproductora de tener a los hijos puede que ya no funcione, porque es como si estuviera viviendo un incesto, como si estuviera teniendo relaciones sexuales con su madre. Eso a nivel inconsciente.

A nivel de dinero, por ejemplo, ¿qué cosas podemos encontrar en el transgeneracional?

Recuerdo mucho que llegó alguien en una ocasión, inclusive era una persona que trabaja en el área de la salud, que habitualmente tienen un buen trabajo, ganan bien, etc.

Sin embargo, este hombre me decía: “Es muy difícil para mí conseguir un empleo, si lo consigo es difícil que me lleguen a pagar, si me pagan, después muchas veces me roban o me estafan. Trabajando ese tema, incluso él buscando una solución había ido a constelaciones familiares y allí le dijeron que tuvo un ancestro que murió por un tema de dinero pero no lograron encontrar bien qué era.

En Bioreprogramación encontró que un tío suyo había sido decapitado porque tenía dinero. Y es importante, eran 6 generaciones arriba en su árbol, por lo tanto, si no hubiésemos encontrado eso, lo más bonito, 2 días después, lo llamaron de 3 sitios donde había llevado hojas de vida para un nuevo empleo.

Es muy importante entonces, el transgeneracional, el estudio con el árbol nos puede dar explicaciones a muchas situaciones que no logramos encontrar la respuesta en la vida actual de la persona.

También recuerdo de una persona que la mamá me dice muy preocupada: “Mi hija es homosexual, me dice que le gustan la mujeres, a mí me da muy duro eso, yo no quiero, etc.

Fue muy interesante porque esta chica (la hija), sin saberlo estaba en relación con una tía suya que había sido excluida de su clan por ser homosexual. Esto había sido muchos años atrás, sin embargo, había sido relegada del clan y esta chica estaba en relación por fecha. Al descubrirlo, lo sana, siente un gran alivio y lo pudo resolver.

Así que, hacer el trabajo con el árbol, con lo transgeneracional es fenomenal y da muchísimas respuestas y soluciones en el proceso de sanación.

¿Para qué encontrar el origen emocional de un conflicto?

Se necesita encontrar el origen de los conflictos y bloqueos es muy importante, por que si una persona, por ejemplo, tiene un problema con el dinero y consulta porque le es muy difícil encontrar trabajo o mantenerlo o tener dinero en su vida, que es uno de los motivos por los que la gente consulta mucho también. 

Entonces, si por ejemplo, yo le doy pautas solamente para que mantenga bien el dinero o para que logre conseguir el empleo, con eso no es suficiente. En cambio, si yo por ejemplo, le pregunto cómo fue el nacimiento a esa persona y si ese nacimiento fue traumático, fue muy doloroso, fue muy difícil para la mamá que hay muchas posibilidades en general con el nacimiento, el nacimiento nos determina y nos va a marcar. 

Decía esa persona, por ejemplo, dice es que mi mamá y yo estuvimos a punto de morir cuando yo nací. Eso ya va a marcar enormemente. ¿Por qué? Porque el nacimiento de nuestra primera autonomía es cuando nosotros por primera vez empezamos a respirar y a alimentarnos ya por nuestra propia cuenta, pues ayudados, obviamente, pero ya tenemos que hacer un esfuerzo. 

Entonces, si esa primera autonomía fue tan difícil como que la mamá y la persona estuvieron a punto de morir, la segunda autonomía, que es cuando la persona empieza a ganar su propio sustento, a tener con que vivir, ella por sí misma ya está marcada por esa primera autonomía y va a ser un motivo de estrés.

Va a haber mucho miedo, la persona lo va a vivir como un peligro. Entonces el solo hecho de encontrar un trabajo o de tener un trabajo es motivo de estrés y lo va a vivir como un peligro. Esa una de las cosas. 

A nivel de enfermedad, es importante saber, por ejemplo, que si una persona consulta por un problema de vesícula y es una persona supremamente rencorosa, entonces es importante que la persona se de cuenta de eso. 

Ahí entra también el aspecto emocional. Si es una persona que está muy resentida y muy rencorosa, pues va a ser de alguna manera un poco normal que se enferme de la vesícula, entonces ayudamos a encontrar eso, ayudamos a que la persona una vez lo ha encontrado y ha tomado conciencia de ello, lo sane, y sane cuándo y cómo aprendió a estar rencorosa y decida que ya no es necesario mantenerse en rencor o en resentimiento, o incluso en odio, así lo sana, lo cambia y hace un nuevo programa para su vida y puede seguir bien.

Entonces, por eso es muy importante encontrar el origen de los conflictos y de las enfermedades.

La Mente: un mecanismo para producir soluciones de supervivencia

La mente es un órgano metafísico encargado de comunicar todos los demás órganos y partes del ser humano y, a los dos protagonistas (el sí mismo y el ego) entre sí, entre todos y a todos con todos.


Para qué es:

Para dar soluciones de supervivencia al organismo.

Propósito de la mente: sobrevivir.
Propósito del ego: vivir y crecer
Propósito del Yo mismo:crecer y trascender.

La mente registra de manera simultánea y continua, todo lo que percibe a través de la piel, el gusto, el olfato, la audición y la visión; registra y archiva todo lo que experimenta emocionalmente, por el intelecto y por los movimientos, y, todo lo conecta, lo relaciona, lo clasifica y lo discrimina según sus diversas cualidades (“negativo” o “positivo” para la supervivencia).

En la Mente, como en un mar, están sumergidos todos los órganos y los Yo responsables del Ser Humano. A la red mental están entretejidos y conectados todos los elementos del Ser. En la mente, el Yo Mismo y el Ego, depositan y graban los aprendizajes y las opciones de crecimiento, para que esta las convierta en actitudes y en conductas repetitivas.

El conjunto de percepciones y decisiones de reacción, grabadas en la mente según mensajes y experiencias de la vida infantil, se convierten en una programación, en un gran esquema automático con reacciones y comportamientos automáticos y que, para la mente tienen un valor de supervivencia, aunque al aquí y ahora, ya no le sirven.

A éste conjunto reactivo, automático inadecuado Aquí y Ahora, es al cual llamamos El Guión Mental Personal y fue grabado incluso desde antes del momento de nuestra concepción.


Cómo funciona

“La mente está conformada por dos secciones, ambas capaces de registro y respuesta”.

Una opera con Igualdades. Es la Mente inconsciente: INCONSCIENTE.
La segunda trabaja con Diferencias. La mente Consciente: CONCIENCIA.

Por lo tanto, la mente dispone de un Igualador y un Diferenciador; ambos funcionan simultáneamente “casi siempre”.

Por ejemplo, un niño lactante (aún no tiene diferenciador) elabora en su mente, cadenas de igualdades así:

Abrazo A = madre = alimento = satisfacción = seguridad = sueño. Es una cadena de percepciones de lo externo, con otras de su interior, que el niño iguala de acuerdo a cómo interpreta lo que sucede en el exterior, con lo que él siente en su interior.

Otro ejemplo: Abrazo B = no madre, no madre = no alimento = no seguridad = llanto.
También puede hacer ésta igualdad: alimento = sobrevivir = madre = abrazo de madre = amor de madre = madre buena = madre nunca equivocada = hacer lo que madre diga.

Después de los siete años, el niño ya tiene su diferenciador maduro y elabora simultáneamente además, cadenas diferenciadas: Leche diferente de amor, diferente de madre, diferente de abrazo, diferente de seguridad.

“La mente es perfecta y funciona exenta de equivocaciones siempre y cuando, el Igualador y el Diferenciador, estén trabajando simultáneamente. Infortunadamente, no todo el tiempo es así. El Diferenciador o Conciencia está a veces apagado, desconectado. Al principio de la vida, mientras madura, está inactivo y esto le toma los primeros seis años. Esto representa un serio peligro ya que el reaccionador o inconsciente, puesto que es automático y está encargado del funcionamiento visceral, sigue trabajando sin su par; permanece activo toda la vida”. “A Través del guión”. Dr. Herinulfo Londoño C.

Es entonces en la mente reactiva donde se escribió el Guión; ya que ésta es la única sección de la mente activada durante la vida prenatal y en la primera infancia, cuando el niño elaboró su primer plan de supervivencia. Con esto podemos comprender que el organismo efectúe cambios de tipo bioquímico internos y produce y repite sistemáticamente, conductas sociales al exterior, dañinas a sí misma y a otros, sin tener consciencia del mecanismo que las produce e incluso, sin consciencia de sus resultados nocivos. Son reacciones que ésta mente inconsciente y reaccionadora, iguala a beneficio, a sobrevida.

mente1

Tomado del libro A través del Guión Mental página 71. Derechos reservados Herinulfo Londoño Correa, 1998

El Yo Mismo y el Espíritu (que no son cosas distintas), se apoyan en la Mente para ordenar, activar e influir con las demás partes del Ser y del organismo. La mente maneja los esquemas de vida natural internos y responde a los externos ambientales, mientras el Espíritu y el Yo Mismo van ocupándose de sus actividades trascendentes. Por otra parte también, cuando el Ego (Yo Social) duerme, la mente hace funcionar el cuerpo en modo adecuado, igual que lo hace cuando el ego y la atención se ocupan de cumplir sus roles sociales.

mente2

Tomado del libro A través del Guión Mental página 27. Derechos reservados Herinulfo Londoño Correa, 1998

“El guión atora al Ego y enreda al Yo mismo; retrasa el crecimiento Espiritual y del Alma; detiene el crecimiento y el proceso de individuación del Yo mismo”.

× Whatsapp