Experiencias transformadoras para el ser

La Mente: un mecanismo para producir soluciones de supervivencia

La mente es un órgano metafísico encargado de comunicar todos los demás órganos y partes del ser humano y, a los dos protagonistas (el sí mismo y el ego) entre sí, entre todos y a todos con todos.


Para qué es:

Para dar soluciones de supervivencia al organismo.

Propósito de la mente: sobrevivir.
Propósito del ego: vivir y crecer
Propósito del Yo mismo:crecer y trascender.

La mente registra de manera simultánea y continua, todo lo que percibe a través de la piel, el gusto, el olfato, la audición y la visión; registra y archiva todo lo que experimenta emocionalmente, por el intelecto y por los movimientos, y, todo lo conecta, lo relaciona, lo clasifica y lo discrimina según sus diversas cualidades (“negativo” o “positivo” para la supervivencia).

En la Mente, como en un mar, están sumergidos todos los órganos y los Yo responsables del Ser Humano. A la red mental están entretejidos y conectados todos los elementos del Ser. En la mente, el Yo Mismo y el Ego, depositan y graban los aprendizajes y las opciones de crecimiento, para que esta las convierta en actitudes y en conductas repetitivas.

El conjunto de percepciones y decisiones de reacción, grabadas en la mente según mensajes y experiencias de la vida infantil, se convierten en una programación, en un gran esquema automático con reacciones y comportamientos automáticos y que, para la mente tienen un valor de supervivencia, aunque al aquí y ahora, ya no le sirven.

A éste conjunto reactivo, automático inadecuado Aquí y Ahora, es al cual llamamos El Guión Mental Personal y fue grabado incluso desde antes del momento de nuestra concepción.


Cómo funciona

“La mente está conformada por dos secciones, ambas capaces de registro y respuesta”.

Una opera con Igualdades. Es la Mente inconsciente: INCONSCIENTE.
La segunda trabaja con Diferencias. La mente Consciente: CONCIENCIA.

Por lo tanto, la mente dispone de un Igualador y un Diferenciador; ambos funcionan simultáneamente “casi siempre”.

Por ejemplo, un niño lactante (aún no tiene diferenciador) elabora en su mente, cadenas de igualdades así:

Abrazo A = madre = alimento = satisfacción = seguridad = sueño. Es una cadena de percepciones de lo externo, con otras de su interior, que el niño iguala de acuerdo a cómo interpreta lo que sucede en el exterior, con lo que él siente en su interior.

Otro ejemplo: Abrazo B = no madre, no madre = no alimento = no seguridad = llanto.
También puede hacer ésta igualdad: alimento = sobrevivir = madre = abrazo de madre = amor de madre = madre buena = madre nunca equivocada = hacer lo que madre diga.

Después de los siete años, el niño ya tiene su diferenciador maduro y elabora simultáneamente además, cadenas diferenciadas: Leche diferente de amor, diferente de madre, diferente de abrazo, diferente de seguridad.

“La mente es perfecta y funciona exenta de equivocaciones siempre y cuando, el Igualador y el Diferenciador, estén trabajando simultáneamente. Infortunadamente, no todo el tiempo es así. El Diferenciador o Conciencia está a veces apagado, desconectado. Al principio de la vida, mientras madura, está inactivo y esto le toma los primeros seis años. Esto representa un serio peligro ya que el reaccionador o inconsciente, puesto que es automático y está encargado del funcionamiento visceral, sigue trabajando sin su par; permanece activo toda la vida”. “A Través del guión”. Dr. Herinulfo Londoño C.

Es entonces en la mente reactiva donde se escribió el Guión; ya que ésta es la única sección de la mente activada durante la vida prenatal y en la primera infancia, cuando el niño elaboró su primer plan de supervivencia. Con esto podemos comprender que el organismo efectúe cambios de tipo bioquímico internos y produce y repite sistemáticamente, conductas sociales al exterior, dañinas a sí misma y a otros, sin tener consciencia del mecanismo que las produce e incluso, sin consciencia de sus resultados nocivos. Son reacciones que ésta mente inconsciente y reaccionadora, iguala a beneficio, a sobrevida.

mente1

Tomado del libro A través del Guión Mental página 71. Derechos reservados Herinulfo Londoño Correa, 1998

El Yo Mismo y el Espíritu (que no son cosas distintas), se apoyan en la Mente para ordenar, activar e influir con las demás partes del Ser y del organismo. La mente maneja los esquemas de vida natural internos y responde a los externos ambientales, mientras el Espíritu y el Yo Mismo van ocupándose de sus actividades trascendentes. Por otra parte también, cuando el Ego (Yo Social) duerme, la mente hace funcionar el cuerpo en modo adecuado, igual que lo hace cuando el ego y la atención se ocupan de cumplir sus roles sociales.

mente2

Tomado del libro A través del Guión Mental página 27. Derechos reservados Herinulfo Londoño Correa, 1998

“El guión atora al Ego y enreda al Yo mismo; retrasa el crecimiento Espiritual y del Alma; detiene el crecimiento y el proceso de individuación del Yo mismo”.

Luz Dary Parra
About the author

Máster en Psicología Analítica, formada en PNL con Jhon Grinder, Richard Bandler, Gabriel Guerrero, entre otros. También Se ha formado en Descodificación biológica con la escuela de Christian Fléche y continúa estudiando tanto como autodidacta, como con la escuela de Christian Fléche.

Leave a Reply

1 × dos =

0
1
Hola!
Bienvenido a BioReprogramación.
¿Qué quieres preguntarnos?
Powered by