Bioreprogramación

Tomar decisiones importantes en nuestra vida

Luz Dary Parra H. - Psicóloga creadora de La Bioreprogramación®
Luz Dary Parra H. - Psicóloga creadora de La Bioreprogramación®
Psicóloga de la Universidad Pontificia Bolivariana, título homologado en España. Conferencista Internacional y creadora de la Bioreprogramación®, el Curso de Guion Mental Personal, el Taller de Herramientas de Terapia y el Taller Vivencial Volver a Nacer.

Puede pasarnos que para tomar decisiones importantes en nuestra realidad la encrucijada mental aparezca y no tenemos claro qué camino elegir. Hoy veremos al detalle este tema que para muchos se convierte en un dolor de cabeza. 

Tomar decisiones importantes o grandes es uno de esos retos a los que cada tanto nos enfrentamos los seres humanos. Pero… ¿Qué proceso seguir? ¿De qué depende ser capaces de inclinarnos por un punto u otro? ¿Qué influye en nuestra vida? ¿Qué es una decisión importante? Estas y otras inquietudes las analizaremos y por supuesto veremos cómo la Bioreprogramación® juega un papel relevante en todo esto. 

Vamos por partes

  • ¿Cuáles son los tipos de toma de decisiones?
  • ¿Qué es una decisión importante?
  • La Heurística del afecto
  • El contexto en la toma de decisiones
  • Técnicas para tomar decisiones importantes

¿Cuáles son los tipos de toma de decisiones?

El proceso de toma de decisiones es una parte importante de la vida. Hay muchas decisiones que tomamos cada día, desde pequeñas cosas como qué comer para el desayuno hasta tomar decisiones importantes como cambiar de carrera, continuar o no nuestra relación de pareja o mudarnos de país. 

Existen diferentes tipos de decisiones que podemos tomar en la vida. Algunas personas prefieren tomar las decisiones por sí mismas, mientras que otras prefieren pedir consejo a otros. También hay personas que tienden a analizar todos los pros y contras antes de tomar una decisión.

Existen diferentes factores que son determinantes a la hora de tomar decisiones. Desde una visión psicológica por parte del ganador del Premio Nóbel Daniel Kahneman existen dos modos a la hora de decidir. 

Decisiones emocionales: por lo general las situaciones que enfrentamos están permeadas por alguna carga emocional, sea alta o baja. Eso de alguna manera complejiza el proceso de decidir ya que genera estrés, ansiedad, bloqueos, postergaciones. En este punto es determinante aclarar que es algo inconsciente; lo que significa que está potenciado por factores que no controlamos, como creencias, experiencias o situaciones en nuestra vida. 

Decisiones racionales: aquí nos encontramos con el lado opuesto. Este tipo de decisiones están marcadas por un pensamiento analítico, lo que significa poner en una balanza los pro y los contra, las posibles consecuencias y lo que nos generaría. Para tomar decisiones importantes este sería el escenario ideal, pero sabemos que no siempre es así. 

Es ante esto último donde nos podemos decir muchas veces “No soy capaz de tomar decisiones”, pero esa es otra historia. 

¿Qué es una decisión importante?

Es claro que todos tenemos intereses diferentes y vemos la vida desde perspectivas que en ocasiones son muy distantes una de la otra,  pero hay algunos lugares comunes que a la hora de decidir pueden coincidir en muchos de los casos y vamos a ver algunos de ellos:

Elegir a qué nos dedicaremos: un aspecto crucial  para hombres y mujeres, especialmente porque siempre estamos marcados de alguna manera por nuestra historia familiar y con lo que crecimos viendo, por lo tanto en nuestra mente existen algunos patrones por lo cuales nos podemos inclinar.

Qué tipo de pareja elegir: crecimos con la idea de siempre socializar y compartir con los demás. Por lo tanto, estar con amigos o elegir una pareja termina siendo una decisión importante, ya que es la persona con la que compartiremos muchas de nuestras realidades, gustos y hasta frustraciones. Ahora es mucho más determinante este aspecto porque ya somos conscientes de situaciones como la inseguridad emocional en la pareja por ejemplo. 

Comenzar una nueva vida: sea porque cambiemos de país de residencia, dejemos a nuestra pareja de muchos años, estudiemos algo completamente nuevo o vamos en búsqueda de nuestros sueños, los finales y los nuevos comienzos nos llevan a tomar decisiones importantes. Es muy posible que este tipo de momentos sean los que más miedo nos generen. 

Iniciar un proceso psicoterapéutico: cada vez somos más conscientes de la relevancia que tiene conocernos y profundizar en los procesos internos que atravesamos tiempo atrás o en la actualidad. Pero tomar la decisión de buscar un tercero que nos ayude a transformar todo aquello que vivimos no siempre es fácil, pero resulta altamente satisfactorio elegir la posibilidad de reescribir muchas cosas a nivel interior. 

¿Qué es la la heurística del afecto en la toma de decisiones?

Tomar decisiones importantes también está determinado por este punto, el cual se basa en las características positivas o negativas que tengamos en tiempo presente y que impulsan el elegir entre algo complejo o sencillo. 

A partir de esta teoría, si nos encontramos en un momento de mucha felicidad es probable que tomemos decisiones optimistas y nos arriesguemos más. Por otro lado, si estamos atravesando un periodo o un momento de tristeza, es factible  que nos inclinemos por decisiones conservadoras y evitemos el riesgo; olvidando los beneficios y centrándonos más en posibles pérdidas de nuestra elección. 

El contexto influye 

Como lo hemos visto desde comienzo de este artículo, el contexto con relación a tomar decisiones importantes juega un papel crucial, ya sea porque determina nuestro estado de ánimo y allí entra el juego el punto anterior de la heurística del afecto, o porque nos ha marcado tanto que ya estableció en nosotros respuestas base para muchas circunstancias. 

La relación con nuestros padres, abuelos y hasta el legado de los antepasados fundamenta muchas de las reacciones que tenemos preestablecidas en nuestra realidad. Todo esto se resume de una forma completa en la explicación del Guion mental personal, que se refiere a toda esa historia que albergamos de manera inconsciente en nuestro cerebro. 

Al mismo tiempo que la demás personas influyen y nuestro estado de ánimo nos marca muchas de las cosas que elegimos, las circunstancias mentales que atravesamos nos llevan a tomar o no decisiones importantes. Por ejemplo, si somos alguien que tiene problemas de autoestima o autoconcepto será mucho más complejo lograr decantarnos por un camino específico.

Si tenemos antecedentes de alguna enfermedad psicosomática o somos dependientes emocionales tomar decisiones importantes seguramente será un caos muy grande. 

Técnicas para tomar decisiones importantes

Todo a la inversa

Cuando atravesamos un bloqueo mental o realmente sentimos que no tenemos claridad en la decisión que debemos tomar, podemos mirar todo desde una perspectiva diferente. Por ejemplo, si nos agobia pensar en las posibles consecuencias de elegir alguna de las opciones, podemos ver todo a la inversa y analizar lo que sucedería de no tomarla. 

Regla 10-10-10

Nuestras decisiones importantes pueden presentar consecuencias inmediatas y a largo plazo. Es por esto que esta técnica nos dará un panorama de nuestro presente y de nuestro futuro próximo. 

Esta técnica consiste en preguntarnos. ¿Qué consecuencias traerá la decisión en 10 minutos, en 10 meses y en 10 años? 

La tercera persona 

Razonar sobre las dificultades de otro resulta mucho más sencillo que trabajar en nosotros mismos. Por lo tanto el distanciarnos  de manera voluntaria de nuestras posibles elecciones nos llevará a ser más conscientes y racionales, máxime si la realidad nos invita a tomar decisiones importantes. 

Para finalizar…

Somos los directos responsables de elegir lo que corresponde a nuestra vida. Cada vez que nos hacemos conscientes, nos enfocamos en nuestro crecimiento y aceptamos quiénes somos, nuestra capacidad de decidir aumenta. 

Siempre que nos enfrentemos a tomar decisiones importantes y sintamos que no podemos avanzar revisemos con qué se relaciona el escenario que estamos viviendo, sea con nuestra familia, nuestras experiencias pasadas o algo que nos haya marcado. 

Busquemos la técnica que más nos favorezca y tomemos el tiempo que consideremos prudente para que no caigamos en el sentimiento de culpa que tanto daño nos hace. 

Para tener presente

Todas las dudas que puedan surgir con respecto a este u otros temas estaremos siempre atentos a responderlas. 

Además los invitamos a leer los diferentes artículos de nuestro blog que están relacionados con la Bioreprogramación®, el tratamiento de enfermedades por medio de psicoterapias y situaciones que vivimos día a día. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
Abrir chat
1
Hola, que alegría tenerte aquí 👋
¿Cómo podemos ayudarte?